El clima social en España continúa muy convulsionado por la detención de Pablo Hasél, el rapero español que se encuentra en prisión acusado del delito de “enaltecimiento del terrorismo” e “injurias” a la Corona y las fuerzas de seguridad.

Más información

Esta situación ha generado un gran repercusión política y sucesivas protestas en las calles que reavivan el debate sobre los límites de la libertad de expresión en ese país. 

Publicidad

Además, el hecho tuvo gran repercusión mundial y el apoyo de la comunidad artística de diferentes regiones. En Argentina, se convocó para este lunes 1° de marzo a una manifestación con un festival de bandas frente a la Embajada de España. 

“Músicos y artistas argentinos se harán presentes para reclamar la inmediata liberación del rapero y la anulación de la Ley Mordaza, en apoyo a las masivas movilizaciones que se suceden hoy en la península”, destacada la invitación firmada por la organización Músicxs Organizadxs y el Sadem, uno de los sindicatos que nuclea a los trabajadores de la actividad musical.

Las Manos de Filippi, Valentina Cook, Escuela de la Calle y más artistas de renombre serán de la partida. Además, se anuncia el lanzamiento de un petitorio que ya lleva más de 500 firmas de músicos y artistas locales.

También apoyan la concentración del lunes músicos de todos los géneros como Javier Malosetti, Andrea Álvarez, Ana Tijoux (Chile), Miguel del Luna Campos (Kapanga) Ignacio Montoya Carloto, Ramiro Gallo, Carlos Lastra, Laura Hatton, Eleonora Eubel. Juan Pablo Di Leone, Pablo Bernaba entre otros.

Publicidad

El caso
Recordemos que Pablo Hasél fue encarcelado el 16 de febrero, tras resistir encerrado en la Universidad de Lleida (su ciudad natal) con el apoyo de activistas y estudiantes de la zona.

Hasél fue juzgado en 2018 por el contenido de algunos tuits y letras de canciones en los que atacaba a la policía y a la monarquía española. Un juez lo condenó a nueve meses de prisión y 30.000 euros de multa por los delitos de “enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona y a instituciones estatales”.

“El encarcelamiento de Pablo Hasél es un atropello a la libertad de expresión y corresponde a la persecución ideológica amparada por la Ley Mordaza que fue aprobada el 2015 durante el gobierno de Rajoy y que el actual gobierno de Podemos-PSOE mantiene vigente”, señalas en el comunicado.

Publicidad

Además de las protestas ciudadanas, en España, más de 200 personalidades del mundo del cine, la música o el teatro han firmado un manifiesto en apoyo al músico donde señalan que “el Estado español ha pasado a encabezar la lista de países que más artistas ha represaliado por el contenido de sus canciones” entre ellas personalidades como Joan Manuel Serrat y Pedro Almodóvar.

Por otro lado, organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional también han denunciado que el encarcelamiento de Hasél resulta “injusto y desproporcionado” y reclaman que el gobierno español elimine los artículos del código penal que amenazan la libertad de expresión.

Publicidad