La “Canica azul”: una de las imágenes más icónicas de la Tierra, 50 años después

(CNN) — En la Nochebuena de 1972, la humanidad recibió un regalo: un retrato de la Tierra como un vívido globo terráqueo.

Las nubes se arremolinan sobre el vasto continente africano y el casquete polar sur, todo ello sobre el azul profundo de los océanos de nuestro mundo.

La icónica foto, conocida como “Blue Marble” o Canica azul, fue tomada por los astronautas de la NASA Eugene “Gene” Cernan, Ronald Evans y Harrison Schmitt, el 7 de diciembre, con una cámara Hasselblad y un objetivo Zeiss, a unos 45.000 kilómetros de casa, mientras la tripulación del Apolo 17 se dirigía a la Luna.

La imagen detallada de nuestro planeta, enmarcada en el vacío negro del espacio, capturó el asombro de los vuelos espaciales en un solo fotograma. (Cuando se les preguntó a los astronautas a quién correspondía el mérito de haber pulsado el disparador, se mostraron reticentes).

Es el llamado “efecto de visión de conjunto”, el punto de vista único que tienen los astronautas de la Tierra como planeta frente al vasto telón de fondo del universo. Muchos astronautas han afirmado sentirse más protectores de nuestro hogar y de su delgada atmósfera, ambos tan frágiles desde el espacio, después de adquirir esta perspectiva.

FOTO APOLO 17

El Apolo 17 despegó en la madrugada del 7 de diciembre de 1972. Crédito: NASA

La tripulación del Apolo 17 no se propuso capturar una imagen tan icónica, dijo Stephen Garber, historiador de la División de Historia de la NASA. Tampoco era un componente clave del plan de la misión.

publicidad

Pero desde el programa Gemini, en la década de 1960, la NASA se había asegurado de que todos los astronautas estuvieran entrenados en fotografía para capturar imágenes que pudieran comunicar la experiencia, y la majestuosidad, de los vuelos espaciales al mundo, dijo Teasel Muir-Harmony, conservador del Apolo en el Museo Nacional del Aire y del Espacio.

“Formaba parte de esta conciencia más amplia del valor de las imágenes, no solo desde el punto de vista científico, sino también cultural y político, y de todos los demás aspectos que motivaron la decisión de llevar cámaras al espacio”.

Icono medioambiental

El momento recordaba a otra Nochebuena, cuatro años antes, cuando los astronautas del Apolo 8, Frank Borman, Jim Lovell y William Anders, se convirtieron en los primeros humanos en orbitar la Luna y presenciar la Salida de la Tierra, cuando nuestro planeta se elevó sobre la desolada y cicatrizada superficie lunar.

“Vinimos hasta aquí para explorar la Luna, y lo más importante es que hemos descubierto la Tierra”, dijo Anders.

Las primeras fotos tomadas de la Tierra por humanos durante las misiones Apolo se han convertido en algunas de las más reproducidas de todos los tiempos, y 50 años después, su poder e influencia permanecen.

fotos tierra luna

La famosa foto “Earthrise” o Salida de la Tierra fue tomada durante la misión Apolo 8. Crédito: NASA

Sin embargo, la Canica azul no resonó inmediatamente.

La imagen no saltó a las portadas de los periódicos de todo el mundo, en parte porque se enfrentaba a la dura competencia de otras noticias.

Por aquel entonces, la participación estadounidense en la guerra de Vietnam estaba llegando a su fin y el presidente Richard Nixon había lanzado una intensa campaña de bombardeos para intentar acabar con el conflicto. El expresidente Harry Truman estaba enfermo y falleció el 26 de diciembre. Mientras tanto, los periódicos de todo el mundo se llenaban de titulares sensacionalistas sobre canibalismo tras el descubrimiento, a mediados de diciembre, de los sobrevivientes de un accidente aéreo ocurrido meses antes en los Andes.

Pero aunque la foto Canica azul no creó una revolución de la noche a la mañana, llegó a desempeñar un papel importante en el creciente movimiento ecologista.

El primer Día de la Tierra se celebró el 22 de abril de 1970. Con el tiempo, la foto del Apolo 17 se convirtió en la imagen estandarte del evento y en parte de la iconografía del movimiento ecologista, explicó Muir-Harmony. Antes de la Canica azul, las imágenes de la campaña se habían centrado a menudo en la contaminación, las máscaras de gas y las especies en peligro de extinción.

Un autorretrato de la humanidad

El Apolo 17 marcó el final del programa de exploración lunar Apolo, que se encargó de renovar el interés científico por la exploración espacial a la vez que inspiraba al público. Durante el entrenamiento previo al vuelo, los astronautas de la misión dijeron que la inminente desaparición del programa se había sentido como una “nube negra” sobre ellos.

“Todos los que trabajaban en el programa eran muy conscientes de que se trataba de la última misión, y eso influyó mucho en la experiencia”, declaró Muir-Harmony.

apolo 17 tierra luna fotos

Con el tiempo, su imagen de la Canica azul se ha asociado con la filosofía, el valor de la exploración y el papel que la ciencia y la tecnología desempeñan en nuestra sociedad.

“Tiene una resonancia increíble”, afirma Muir-Harmony. “La ubicuidad de esta imagen es ahora parte de su historia”.

Su anécdota favorita sobre la fotografía proviene de una entrevista que Cernan concedió tras regresar a la Tierra.

Destacó que la imagen debía entenderse desde una perspectiva filosófica, porque es un autorretrato de la humanidad.

“Te da una idea muy diferente del mundo en que vivimos, de que las fronteras geográficas y políticas carecen de sentido cuando estás en el espacio”, dijo Garber. “Y creo que eso es parte de lo que tenía de especial la foto de la Canica azul“.

Últimas noticias

Santiago
cielo claro
22.1 ° C
22.1 °
20.9 °
27 %
1.5kmh
0 %
Vie
31 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
32 °
Mar
24 °

Artículos relacionados