El matrimonio de Robert Fripp y Toyah Willcox publicó otra de sus versiones de su ciclo de entrecasa “Sunday Lunch”, que es una de las formas que encontró para alivianar el aislamiento pandémico. 

Pero en esta oportunidad hizo algo especial: no sólo interpretó Toxic de Britney Spears, sino que se sumó al movimiento #FreeBritney, que busca que la cantante norteamericana quede liberada de la tutela legal que ejerce su padre. 

Efectivamente, en el video correspondiente el guitarrista y líder de King Crimson y la cantante nuevaolera mostraron carteles con pancartas del hashtag y confesaron su amor por la estrella pop, próxima a cumplir 40 años. 

Publicidad

Probablemente, Toxic sea el hit menos previsible de “Sunday Lunch”, en el que el dúo ya versionó a Metallica, Black Sabbath, Guns N’ Roses, Jimi Hendrix, Nirvana y Foo Fighters entre otros tantos. 

#FreeBritney es el llamado de auxilio por parte de los fans de la estrella del pop, quienes se rebelan a la idea de que ella no pueda disponer de su patrimonio ni tomar ninguna decisión en relación al rumbo de su carrera. 

El estreno del documental Framing Britney Spears, impulsado por el The New York Times, le dio entidad de movimiento a ese reclamo y no para de recibir adhesiones desde todos los frentes.  

Más información

Publicidad