En 1991, John Travolta compró una imponente mansión en Isleboro, Maine, Estados Unidos. Ese mismo año también se casó con Kelly Preston, con quien formaría una familia y quien falleció trágicamente en el 2020 de cáncer de mama a los 57 años. 

Ahora, la vende por más de cuatro millones de dólares. La propiedad es de varias hectáreas y la casa en sí tiene una superficie de 1000 metros cuadrados. Tiene 22 habitaciones y una decoración muy particular. 

Además, la islita brinda privacidad. La mansión también cuenta con embarcadero propio y a sus 22 habitaciones suma siete baños, pileta y biblioteca. 

Mirá la casa por dentro: 

Publicidad

(Realtor)

(Realtor)

Publicidad

(Realtor)

(Realtor)

Publicidad

(Realtor)

Más información

Publicidad