ANÁLISIS | Biden alcanza un nuevo punto de inflexión vital sobre Ucrania

(CNN) — Occidente ha llegado a su última y fatídica encrucijada con respecto a Ucrania.

Las inminentes decisiones sobre profundizar el apoyo a Kyiv en su lucha contra la guerra del presidente de Rusia, Vladimir Putin, se han vuelto aún más críticas debido a un campo de batalla invernal que fue más dinámico que el esperado punto muerto.

El tiempo también pasa rápidamente para que Estados Unidos y sus aliados envíen armas más poderosas y entrenen a los soldados ucranianos en cómo usarlas antes del segundo año, posiblemente decisivo, de la guerra, en el que Rusia podría lanzar una nueva y feroz ofensiva.

Mientras tanto, el doloroso costo humanitario del conflicto y la justificación de la ayuda occidental quedaron al descubierto con el horror del ataque con misiles de crucero rusos contra un bloque de apartamentos de nueve pisos en Dnipro, en el centro de Ucrania, que mató a al menos 45 personas, incluidas seis niños. La tragedia exacerbó la depravación de una guerra no provocada y renovó los llamados para que Putin enfrente cargos por crímenes de guerra. También subrayó que cualquier esperanza de un fin negociado de la guerra está más lejana que nunca, un hecho que parece haber inyectado nueva determinación y unidad a la alianza occidental en un momento crítico.

Ucrania finalizó la búsqueda de sobrevivientes en Dnipro 2:40

Los socios Occidentales ahora están enviando tanques y vehículos blindados a Ucrania. Varios se están uniendo a Estados Unidos para enviar vehículos antimisiles Patriot, pasos que habrían estado fuera de los límites al principio de la guerra para evitar provocar más a Putin.

publicidad

Ucrania, dada su situación desesperada, siempre querrá más. Y aunque las próximas elecciones de Occidente se basarán en última instancia en una evaluación de sus propios intereses, el contexto de la agonía y el coraje de Ucrania es imposible de ignorar.

“Nos enfrentamos al colapso del mundo tal como lo conocemos, la forma en que estamos acostumbrados o a lo que aspiramos”, dijo la primera dama ucraniana Olena Zelenska en el Foro Económico Mundial en Davos este martes, en la más reciente desgarradora y oportuna del esfuerzo de mensajería de expertos de Ucrania.

Lo que haga Occidente podría decidir el destino de la guerra

Las cuestiones a las que se enfrenta ahora Occidente son graves, pero también familiares.

¿Hasta dónde debería llegar la OTAN para satisfacer los pedidos cada vez más desesperados de Ucrania de armas ofensivas más numerosas y más sofisticadas? ¿Cuál es la línea roja de Rusia antes de que la acción occidental provoque una escalada masiva, que posiblemente incluya el uso de un arma nuclear en el campo de batalla que podría abrir una horrible nueva era de guerra y un riesgo de conflagración entre Estados Unidos y Rusia?

Luego está la cuestión de cuánto tiempo más se mantendrán los fundamentos políticos de un extraordinario esfuerzo occidental para salvar a Ucrania, en Estados Unidos y Europa, incluso si un templado invierno continental ha debilitado los esfuerzos de Putin para librar una guerra energética contra la población civil.

Rusia busca dejar a Ucrania sin electricidad en el invierno 2:44

El presidente de Estados Unidos Joe Biden y los líderes occidentales se enfrentan a un dilema que se ha agudizado tras la resistencia de Ucrania y su sorprendente capacidad para infligir grandes pérdidas al ejército ruso. ¿Está Occidente comprometido a ayudar a Ucrania a expulsar al invasor de todo su territorio? Ese es un objetivo que eventualmente podría generar una agitación política impredecible en Moscú e incluso amenazar la supervivencia de Putin en el poder. ¿O está limitando su esfuerzo a dar a Ucrania suficiente acero para sobrevivir pero no para ganar?

El general retirado Wesley Clark, excomandante supremo aliado de la OTAN en Europa, le dijo a Kate Bolduan de CNN este martes que Occidente tenía que hacer mucho más, especialmente después del ataque de Dnipro.

“Tenemos que darle a Ucrania las armas para expulsar a Rusia. Rusia no se da por vencida en lo que está haciendo, Putin está movilizando más fuerzas. Está planeando otra ofensiva”, dijo Clark. “Es fantástico que les demos 10 tanques de Gran Bretaña. ¿Diez tanques? Ucrania necesita 300, 500 tanques. Es genial que estemos tratando de enviarles algunos obuses más. Pero no es suficiente. Tenemos que tomarnos esto en serio”.

¿Enviará EE.UU. el sistema antimisiles Patriot a Ucrania? 2:38

La intensa diplomacia de Occidente aumenta por Ucrania

Estas preguntas están en el centro de una extraordinaria actividad diplomática en ambos lados del Atlántico esta semana. Biden habló este martes con el canciller alemán Olaf Scholz y dio la bienvenida al primer ministro holandés, Mark Rutte, a la Oficina Oval, junto a una fogata. Una delegación del gobierno estadounidense de alto nivel visitó Ucrania. El presidente del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos, el general Mark Milley, viajó a Polonia para reunirse por primera vez con su homólogo ucraniano. Y asistirá a la próxima reunión del Grupo de Contacto de Ucrania en Alemania esta semana cuando 50 naciones se reúnan para prometer nuevo apoyo para Kyiv.

Todos estos líderes están hablando de un gran juego. Pero después de las emotivas súplicas del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky pidiendo más ayuda en una visita navideña a Washington, la pregunta en Ucrania es si la generosidad de los líderes occidentales coincidirá con su retórica.

“Estamos intensificando nuestra protección de los valores democráticos en todo el mundo… incluida nuestra firmeza con Ucrania”, dijo Biden a Rutte el martes. En respuesta, el líder holandés predijo que la historia recordará a su anfitrión por salvar a Ucrania. “Quiero felicitarlo personalmente y a los Estados Unidos por su liderazgo”, dijo Rutte.

Su comentario fue un recordatorio del papel indiscutiblemente histórico que desempeñó Biden en la revitalización de la alianza de la Guerra Fría contra Rusia. Pero también fue especialmente resonante por dos razones. En primer lugar, el legado de Biden en Ucrania, como autor de una de las empresas de política exterior más significativas y hasta ahora exitosas de Estados Unidos en décadas, significará poco si Washington no continúa financiando y armando a las fuerzas de Zelensky durante un conflicto sin fin a la vista. Esto significa que la lógica inexorable de la política estadounidense es hacia una participación más profunda, incluso si no llega tan lejos como espera Zelensky y es probable que cause nuevas fricciones con Moscú y la nueva mayoría republicana en la Cámara.

En segundo lugar, la invocación de Rutte de lo que está en juego muestra que a pesar de la tormenta por el descubrimiento de algunos de los documentos clasificados de Biden que datan de su vicepresidencia donde no deberían estar, el presidente está jugando en un escenario más grande con profundas implicaciones de seguridad nacional que repercutirá mucho después de que el último escándalo de Washington disminuya.

Con eso en mente, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, reconoció implícitamente este martes los últimos cambios inminentes en la ayuda estadounidense que ya valen decenas de miles de millones de dólares en un compromiso que habría sido impensable al comienzo de la guerra.

“A medida que ha evolucionado esta agresión, también lo ha hecho nuestra asistencia a Ucrania”, dijo en una conferencia de prensa con el secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, James Cleverly.

“Si observan la trayectoria de los Stingers, los Javelins, los HIMAR, los Bradley Fighting Vehicles y las baterías de misiles Patriot, hemos brindado continuamente lo que Ucrania necesita y lo estamos haciendo de manera de asegurarnos de que responda a lo que realmente está sucediendo en el campo de batalla, además de proyectar hacia dónde podría ir”, dijo Blinken.

¿Qué opinan los rusos sobre la invasión a Ucrania? 3:08

En seguimiento a sus comentarios, John Kirby, coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, le dijo a Wolf Blitzer de CNN que podrían llegar nuevos anuncios sobre armas y asistencia “quizás tan pronto como a fines de esta semana”. No dijo si Estados Unidos también enviaría tanques a Ucrania. Mientras tanto, Cleverly dijo que Putin necesitaba entender que Gran Bretaña tendría “la resistencia estratégica para quedarse” con Ucrania hasta que “el trabajo esté terminado”.

“Ahora lo que reconocemos es que necesitan la capacidad de hacer retroceder con fuerza en el este y el sur”, dijo Cleverly en una conversación con Kylie Atwood de CNN en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Mientras tanto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, prometió no dejar de apoyar a Ucrania. “En este último año, su país ha conmovido al mundo y ha inspirado a Europa y les puedo asegurar que Europa siempre estará con ustedes”, dijo von der Leyen en Davos después del discurso de Zelenska.

Y hay un creciente optimismo en Europa de que Scholz, quien hablará en Davos este miércoles, dará el paso significativo para una nación que ha aborrecido el militarismo desde la Segunda Guerra Mundial de aceptar también enviar tanques a Ucrania.

El presidente lituano, Gitanas Nauseda, dijo después de visitar Berlín: “Creo firmemente que el canciller Scholz decidirá sobre esto y fui testigo de un punto de quiebre o punto de inflexión muy importante en el pensamiento o la mentalidad de Alemania”.

La retórica occidental en apoyo de Ucrania rara vez ha sido tan estridente. Los próximos días se verá si las promesas de ayuda militar coinciden con esa resolución.

Últimas noticias

Santiago
cielo claro
22.1 ° C
22.1 °
20.9 °
27 %
1.5kmh
0 %
Vie
31 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
32 °
Mar
24 °

Artículos relacionados