Victoria Carreras forma parte del comité organizador del festival que sostiene su impronta desde el comienzo, cuando “La mujer y el cine” era una sección del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Con el foco puesto en las realizadoras desde hace 32 años, el festival sigue adelante contra todas las impugnaciones.

En un descanso de la tarea que desempeñará como jurado, Victoria comenta: “Nos hallamos frente a una nueva coyuntura que nos impone el contexto de la pandemia y hemos decidido hacerlo en forma virtual. Estamos contentas, tratando de encontrar un aspecto positivo, porque le imprime al festival un carácter más federal, por las películas que se inscribieron y fueron seleccionadas. Eso nos interesa muchísimo y creemos que va a impactar en la audiencia del festival”.

–En estos años ha habido una evolución, ¿cuáles son los cambios teniendo en cuenta el contexto general?

–Indudablemente el panorama al que se enfrentaban las pioneras, las fundadoras, como Sara Facio, María Elena Walsh, AnnaMaría Muchnik (hoy, presidenta de la institución) entre otras, en la década de 1980, era el de una realidad más adversa. Los feminismos estaban considerados como espacios sectarios. No estaba instalada en la agenda política la problemática de las mujeres. No había conciencia de la inequidad, de las diferencias y las violencias. Hoy está instalada en el discurso. Sin embargo, en las prácticas hay un gran camino por recorrer porque las diferencias siguen existiendo, así como los discursos sexistas. No olvidemos que en pandemia la violencia hacia las mujeres ha recrudecido. 

Publicidad

Victoria Carreras, cineasta y miembro del comité de “La mujer y el cine”.

Victoria señala que las niñas y adolescentes tienen conciencia de lucha por sus derechos: “Son activistas desde muy jovencitas. Además, pensamos que el feminismo es para todo el mundo, no solo para las mujeres. El cine hecho por mujeres es grato para todo el mundo”.

–En el documento de la asociación ustedes hablan de las impugnaciones que han existido para dejar afuera de la industria a las realizadoras.

–Las historias de la cinematografía universal se escriben desde el accionar de los varones, como si las mujeres no hubieran tenido injerencia desde los inicios del cine. Siempre hubo mujeres bregando por participar delante y detrás de la cámara. Por eso es tan importante una figura como la de María Luisa Bemberg o como hoy, Lita Stantic, con quien comparto el jurado. Son mujeres que abrieron camino. Por ejemplo, la actriz Camila Quiroga de 1920 fundó la primera productora con su marido. Ella fue directora, editora y eso no se cuenta. Hay una mirada patriarcal. “La mujer y el cine” hace 30 años que persiste en visibilizar el trabajo de las mujeres.

Publicidad

Este año habrá una Competencia de Cortos con 36 producciones participando, una sección competitiva de seis Wips (work in progress) y una de Panorama con estrenos de realizadoras concretados durante 2020. 

Victoria Carreras explica por qué se centraron en la competencia de cortometrajes: “Son los semilleros. Es habitual que cuando alguien se inicia en el métier, arranque filmando un cortometraje. Ahí está lo que vendrá. Ha quedado demostrado, porque de las competencias del festival han salido realizadoras que luego han hecho carrera nacional e internacional, como Lucrecia Martel, Julia Solomonoff, Sandra Gugliotta, Paula Hernández, Sabrina Farji y muchas más”.

“Historia de Verano”, de Gabriela Guillermo e Irina Raffo.

Más conciencia detrás de las cámaras

Para la directora hay conciencia más trasversal de cómo hacer el cine. “Antes estaba dominado por varones, con una estructura verticalista. Como realizadora veo que las mujeres acceden a las cabezas de área de equipos. Antes la mujer participaba en el equipo como asistente, realizando tareas de cuidado o en ‘tareas femeninas’ como asistente de vestuario, maquilladora. Hoy en todos los rubros hay mujeres: directoras de fotografía, de sonido, por ejemplo. Esta construcción hace que todas nos conozcamos y articulemos entre las organizaciones de mujeres dedicadas al cine”.

Victoria también destaca la importancia de los premios en dinero que permitirá a las ganadoras la realización de sus películas, a partir de la sección de trabajos en progreso (Wips), que no se verá, ya que solo se somete a votación del jurado. 

“Estamos muy contentas con la tenacidad de las mujeres que han filmado durante la pandemia, circunstancia particularmente hostil en la que han tenido que realizar tareas múltiples: madres, maestras, cuidadoras. Han podido soñar películas y participar en el festival. El covid está presente como temática. La pandemia nos obligó a imaginar situaciones de enunciación posibles en ese contexto y ahora, una nueva instancia. De todo esto saldremos más fuertes”, señala Victoria.

Al final de la entrevista, la directora adelantó algo sobre su próximo trabajo cinematográfico. Victoria, hija de Mercedes y Enrique Carreras, está preparando un documental dedicado a la obra de su padre y protagonizado por su madre: “Ella va a contar la historia de vida y las 97 películas que hicieron juntos. Ella es de Carlos Paz y se conoció con mi padre allí. La película se llama Amor y cine”.

Para agendar

En la Competencia de Cortometrajes participan 36 filmes y el jurado estará integrado por destacadas figuras del campo audiovisual: la actriz Cecilia Roth; la productora y miembro fundadora de la Mujer y el Cine Lita Stantic; la Directora Artística del Festival de Mar del Plata Cecilia Barrionuevo; la directora Andrea Testa y la actriz y directora -y miembro también de la Asociación- Victoria Carreras.  

“Hacer la vida”, de Alejandra Marino.

Los cortos seleccionados por la provincia de Córdoba son: No son cifras, de Ana Cecilia Pirsic, y Ellas en el Cine, de Ayelén Mufari, Luján Ailén Martínez y Martina Carignano.

Los seis WIP (Work in Progress) en competencia buscando ganar los premios para finalizar sus películas son: Sangre no es agua, de Divina Gloria y Cecilia Menis; Malón, de Constanza Cabrera, Sofía Rozenwurcel y Lucila Podestá; Cuerpos que importan, de Julia Elena Zarate; Husek, de Daniela Seggiaro; Como es Gerard, de Melina Marcow y Rocío Caliri; El fin de semana, de Mara Pescio.

La Sección Panorama reúne ocho producciones estrenadas durante 2020: Mamá, mamá, mamá de Sol Berruezo Pichon-Riviere; Trópico de Sabrina Farji; Río Turbio de Tatiana Mau González; Historia de Verano de Gabriela Guillermo e Irina Raffo; Hacer la vida de Alejandra Marino; Escribir en el aire de Paula De Luque; Lo habrás imaginado de Victoria Chaya; Las Furias de Tamae Garateguy.

La programación estará disponible de forma gratuita a través de la plataforma vivamoscultura.buenosaires.gob.ar del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

Publicidad