La actriz Lucía Méndez aseguró después de tener un breve, pero apasionado romance con Luis Miguel, que el cantante le confesó que ella era “el amor de su vida”. Ello después de que se hicieran públicas estas especulaciones en el libro Oro de Rey de Javier León.

Ante medios de comunicación, declaró que el Sol de México estaba tan enamorada de ella, que años más tarde le reclamaría por haberlo dejado. Destaca ante la prensa que Luis Miguel usualmente es quien deja a su parejas, no obstante la protagonista de Amor de Nadie se jactó de ser de las pocas mujeres que ha dejado al músico. Principalmente por la diferencia de edad, cuando se conocieron, ella tenía 40 años de edad, él 28.

“No puedo decir que no porque está en un libro de Javier León, él tenía 28 años, nunca en mi vida me atreví a hablarle. Fue padrísimo, fue divino y después, que te diré 10 años, me citó y me dijo de lo que me iba a morir.”, explicó la actriz cuestionada por medios, agregó que Luis Miguel no tomó bien la separación.

“Tenía toda la razón, yo era el amor de su vida. Yo le dije adiós a él. nos llevábamos más de 10 años. Luego salí con Pedro Torres. De uno guapo, pasé a uno feo. Lo dejé por él. Pedro no ra guapo, ahora lo está”, detalló Méndez sobre su siguiente relación, aunque expresó que Luis Miguel siempre le pareció más atractivo que otras de sus parejas.

Explicó que para equiparar a su pareja con Luis Miguel, incluso lo orilló a tener buenos hábitos como una sana alimentación. “El otro era de mi edad, carismático, hice que bajara de peso, lo convertí en mi príncipe azul. Yo me enamoro del talento”.

La también cantante explicó que años después de que dejara a “Micky”, como cariñosamente le recuerda, este la citaría, aunque solo para despotricar. Y aunque pasaron 10 años de no verse, Luis Miguel le reclamó el haberlo abandonado sin aparente explicación, sin embargo, Méndez dijo que la edad fue el factor clave para terminar con él.

Precisó que el cantante nunca fue violento, pero solo tenía ánimos de reclamarle. Lucía abundó que incluso lo animó a sacar los sentimientos que el intérprete tenía reservados. También recordó que mientras salieron, su romance estuvo lleno de erotismo y momentos infantiloides.

“Sí, él realmente habló de ese pasaje de nuestras vidas, la verdad me sentía tan mal, me puso como camote. Fueron fuertes los reproches, me dijo que fui mala, pero no fue violento, solo estaba muy enojado. Se desahogó, le dije que lo sacara y acordamos seguir con nuestras vidas”, destacó la actriz.

Por otra parte, ella indicó que “Micky” nunca quiso hablar de detalles personales, como la relación que tuvo con su padre, sus hermanos, ni siquiera mencionó a su madre o el tema de que ella simplemente se había desvanecido. No obstante, dijo que siempre lo notó mal anímicamente por la situación familiar. Debido a ello, intentaba distraerlo con su personalidad “loca” para hacerlo reír.

“Micky era muy reservado en sus cosas, es muy especial, me sorprendió mucho lo callado que era sobre sus asuntos personales. Ahora estoy viendo su serie, entonces creo que mi manera de ser loca y de hacerlo reír le ayudó. Creo que él también se divirtió. Hubo mucha pasión también. Es muy buen amante. Me tocó en sus mejores años”.