¿Cómo se pierde una cápsula radiactiva? Los investigadores australianos también se lo preguntan

Brisbane, Australia (CNN) — El descubrimiento de una diminuta cápsula radiactiva perdida junto a una carretera remota en Australia Occidental plantea muchas preguntas, entre otras, cómo escapó de las capas de embalaje a prueba de radiación a bordo de un camión en movimiento.

Es uno de los muchos aspectos desconcertantes de un caso que los investigadores examinarán en las próximas semanas mientras intentan reconstruir la cronología de los movimientos de la cápsula desde el 12 de enero, cuando fue empaquetada para el transporte, hasta el 1 de febrero, cuando un equipo de recuperación la encontró al lado de la carretera.

Los equipos de búsqueda encontraron una cápsula radiactiva desaparecida junto a la carretera en el estado de Australia Occidental el miércoles. (Departamento de Bomberos y Servicios de Emergencia de Australia Occidental)

La cápsula, de solo 8 milímetros por 6 milímetros, se usó en un medidor de densidad instalado en una tubería en la mina de mineral de hierro Gudai-Darri de Rio Tinto para medir el flujo de material a través del alimentador.

Rio Tinto dijo en un comunicado el lunes que la cápsula fue empaquetada para el tránsito a Perth, a 1.400 kilómetros (870 millas de distancia), con su presencia dentro del paquete confirmada por un contador Geiger antes de que fuera transportada por un contratista externo.

Normalmente, el viaje tomaría más de 12 horas por carretera, pero aproximadamente dos horas después, la cápsula salió del vehículo mientras viajaba hacia el sur, y de alguna manera cruzó un carril de tráfico, para terminar a dos metros (6,5 pies) del lado norte de la carretera de dos carriles.

Lauren Steen, gerente general de Radiation Services WA, una consultoría que escribe planes de manejo de radiación, dijo que los expertos de la industria estaban tan desconcertados como el público cuando escucharon que faltaba la cápsula.

publicidad

Estos eran los peligros de la cápsula radiactiva encontrada en Australia 2:33

“Todo el equipo se estaba rascando la cabeza. No pudimos averiguar qué había sucedido”, dijo Steen, cuya empresa no estuvo involucrada en su desaparición.

“Si la fuente fue colocada en un paquete certificado y transportada bajo todos los requisitos del código de prácticas, entonces es un evento extremadamente improbable, uno en un millón”, dijo.

¿Cómo se perdió la cápsula?

El camión que se cree que transportaba la cápsula llegó a Perth el 16 de enero, cuatro días después de su salida de la mina de mineral de hierro Gudai-Darri. Pero no fue hasta el 25 de enero, cuando los trabajadores de SGS Australia fueron a desempacar el medidor para inspeccionarlo, que se descubrió que faltaba.

En un comunicado, SGS Australia dijo que había sido contratada por Rio Tinto para empaquetar la cápsula, pero que no tuvo nada que ver con su transporte, que fue realizado por un “transportista especializado”.

La cápsula era del tamaño de la punta de un bolígrafo. (Departamento de Bomberos y Servicios de Emergencia de Australia Occidental)

“Realizamos el servicio contratado para empaquetar el equipo en el sitio de la mina y desempacarlo después del transporte utilizando personal calificado para nuestro cliente de acuerdo con todos los estándares y regulaciones”, dijo.

“El transporte del paquete, organizado por nuestro cliente y delegado a un transportista especializado, no estaba dentro del alcance de los servicios de SGS. Nuestro personal notó la pérdida de la fuente en nuestro laboratorio de Perth al abrir el paquete e informó este incidente de inmediato”.

No se ha dado a conocer el nombre de la empresa contratada para el transporte del paquete.

La cápsula desaparecida desencadenó una búsqueda de seis días a lo largo de un tramo de la Gran Carretera del Norte. Luego, el miércoles por la mañana, un automóvil equipado con equipo especial que viajaba al sur de la pequeña ciudad de Newman detectó una lectura de radiación más alta. Posteriormente se usaron dispositivos de mano para perfeccionar la cápsula anidada en la tierra.

¿Cuáles son las reglas para mover sustancias radiactivas?

En Australia, cada estado tiene sus propias leyes con respecto al manejo de sustancias radiactivas y códigos de práctica que cumplen con las pautas establecidas por la Agencia Australiana de Radiación y Seguridad Nuclear (ARPANSA), un organismo gubernamental que trabaja en estrecha colaboración con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Australia Occidental, las reglas se rigen por la Ley de seguridad radiológica de 1975, que según Steen lleva tiempo sin ser revisada. “No ha sido reescrita desde los años 70, así que creo que eso habla por sí mismo”, dijo.

Steen dijo que durante décadas los avances tecnológicos habían hecho que el uso de fuentes de radiación dentro de los equipos de minería fuera mucho más seguro, y debido a que era más seguro, los dispositivos se usaban con más frecuencia. Hasta 2021, más de 150 proyectos estaban operando en Australia Occidental, el centro de las exportaciones mineras del país, según la Cámara de Minerales y Energía del estado.

Según la Ley de seguridad radiológica de 1975, solo los operadores especialmente capacitados y con licencia pueden empaquetar sustancias radiactivas, pero se aplican reglas diferentes a los contratistas con los que se ha pactado para transportarlas, dijo Steen.

“Cualquier empresa de transporte puede transportar material radiactivo siempre que tenga la licencia para hacerlo”, dijo.

Según la ley, esa licencia se puede obtener asistiendo a un curso de un día y pasando una prueba certificada y aprobada por el regulador.

El titular de la licencia debe tener la supervisión de un plan de transporte presentado al regulador, pero no tiene que supervisar el viaje en persona. No hay reglas sobre el tipo de vehículos utilizados para el transporte.

Steen dice claramente que algo salió mal, y espera que los resultados de la investigación se compartan con la comunidad experta en radiación para que puedan evitar tales problemas en el futuro.

Ya ha comenzado la discusión sobre la necesidad de sanciones más duras: en Australia Occidental, el manejo indebido de sustancias radiactivas conlleva una multa de solo 1.000 dólares australianos (US$ 714), una cifra descrita como «ridículamente baja» por el primer ministro australiano, Anthony Albanese, a los periodistas el miércoles.

Al menos 100 personas entre policías y bomberos se sumaron a la búsqueda de la cápsula. (Departamento de Bomberos y Servicios de Emergencia/AAP/Reuters)

¿Permitieron unos pernos faltantes que la cápsula escapara?

Las reglas sobre el empaquetamiento de las fuentes de radiación dependen de la cantidad de radiación que emiten. En algunos casos, el dispositivo podría estar encerrado en tres capas. En el caso de la cápsula, el indicador podría considerarse una capa de protección antes de colocarlo en un «sobreembalaje», un contenedor que probablemente estaba cerrado con pernos.

En un comunicado, DFES dijo que cuando se abrió el paquete, se encontró que el indicador estaba roto y que faltaba uno de los cuatro pernos de montaje. Refiriéndose a la cápsula, agregó el comunicado, “la fuente en sí y todos los tornillos del indicador también faltaban”.

Una teoría que los investigadores pueden examinar es si el indicador se rompió y la cápsula se cayó del sobreembalaje a través de un orificio utilizado para asegurar la tapa.

Se espera que pasen varias semanas antes de que el Consejo Radiológico presente su informe al ministro de salud de Australia Occidental. Mientras tanto, Rio Tinto está realizando su propia investigación.

El CEO, Simon Trott, dijo que la compañía estaría dispuesta a reembolsar al gobierno los costos asociados con la búsqueda, si así lo solicita.

El ministro de Servicios de Emergencia de Australia Occidental, Stephen Dawson, dijo que la oferta era apreciada pero que el gobierno esperaría el resultado de la investigación para repartir la culpa.

Dijo que no sabía cuánto había costado la búsqueda pero que al menos 100 personas estaban involucradas entre policías, bomberos, personal del departamento de salud y de las fuerzas de defensa.

También participó personal de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias, la Organización Australiana de Tecnología Científica y Nuclear y la Agencia Australiana de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear.

El jueves, aliviados funcionarios del DFES publicaron nuevas imágenes de la cápsula siendo llevada a Perth, donde se mantendrá de forma segura en una instalación.

Esta vez, viajaba en un convoy de vehículos blancos cerrados – con grandes calcomanías advirtiendo de la presencia de una sustancia radiactiva.

Últimas noticias

Santiago
niebla
12.4 ° C
18.8 °
7.5 °
71 %
1kmh
100 %
Jue
20 °
Vie
18 °
Sáb
18 °
Dom
21 °
Lun
19 °

Artículos relacionados