Los neandertales cazaban enormes elefantes que antaño deambulaban por el norte de Europa

(CNN) — Hace unos 125.000 años, enormes elefantes que pesaban hasta casi como ocho autos cada uno deambulaban por lo que hoy es el norte de Europa.

Conocidos científicamente como Palaeoloxodon antiquus, estos imponentes animales eran los mamíferos terrestres más grandes del Pleistoceno, con una altura que sobrepasaba los 4 metros. A pesar de su imponente tamaño, los ya extintos elefantes de colmillos rectos eran cazados y desmembrados sistemáticamente por su carne por los neandertales, según un nuevo estudio de los restos de 70 animales hallados en un sitio arqueológico del centro de Alemania conocido como Neumark-Nord, cerca de la ciudad de Halle.

El descubrimiento está sacudiendo lo que sabemos sobre cómo organizaban su vida los extintos homínidos, que existieron durante más de 300.000 años antes de desaparecer hace unos 40.000 años. Los neandertales eran cazadores extremadamente hábiles, sabían conservar la carne y llevaban una existencia más sedentaria en grupos más numerosos de lo que muchos estudiosos habían previsto, según sugiere la investigación.

Un patrón distintivo de marcas de corte repetitivas en la superficie de los huesos bien conservados, la misma posición en diferentes animales y en las partes esqueléticas izquierda y derecha de un animal individual, reveló que los elefantes gigantes eran desmembrados por su carne, grasa y cerebro después de la muerte, siguiendo un procedimiento más o menos estándar durante un período de unos 2.000 años. Dado que un solo macho adulto pesaba 13 toneladas métricas (el doble que un elefante africano), el proceso de descuartizamiento probablemente implicaba a un gran número de personas y tardaba días en completarse.

En el norte de Europa se han encontrado herramientas de piedra con otros restos de elefantes de colmillos rectos que presentaban algunas marcas de corte. Sin embargo, los científicos nunca han tenido claro si los primeros humanos cazaban activamente elefantes o se alimentaban de la carne de los que morían por causas naturales. El gran número de huesos de elefante con el patrón sistemático de marcas de corte pone fin a este debate, según los autores del estudio, publicado este miércoles en la revista Science Advances.

Según Wil Roebroeks, coautor del estudio y profesor de Arqueología Paleolítica en la Universidad de Leiden, Alemania, es probable que los neandertales utilizaran jabalinas y lanzas de empuje, que se han encontrado en otro sitio arqueológico de Alemania, para atacar a los elefantes macho debido a su mayor tamaño y a su comportamiento solitario. Según el estudio, la demografía del sitio se inclinaba hacia elefantes más viejos y machos de lo que cabría esperar si los animales hubieran muerto de forma natural.

publicidad

«Se trata de inmovilizar a estos animales o conducirlos a orillas fangosas para que su peso juegue en su contra», dijo.

«Si puedes inmovilizar a uno con unas pocas personas y acorralarlos en una zona donde se queden atascados. Es cuestión de acabar con ellos».

neandertales elefantes

Sabine Gaudzinski-Windheuser, autora del estudio, examina el fémur de un gran elefante macho adulto para detectar la presencia de marcas de corte. Crédito: Lutz Kindler/MONREPOS

Preparación de la carne de caza mayor

Lo más sorprendente del descubrimiento no es que los neandertales fueran capaces de cazar animales tan grandes, sino que supieran qué hacer con la carne, afirma Britt M. Starkovich, investigador del Centro Senckenberg de Evolución Humana y Paleoambiente de la Universidad de Tubinga, Alemania, en un comentario publicado junto al estudio.

«El rendimiento es alucinante: más de 2.500 raciones diarias de 4.000 calorías por ración. Así, un grupo de 25 forrajeadores podría comer un elefante de colmillos rectos durante 3 meses, 100 forrajeadores podrían comer durante un mes y 350 personas podrían comer durante una semana», escribió Starkovich, que no participó en la investigación.

«Los neandertales sabían lo que hacían. Sabían qué tipo de individuos cazar, dónde encontrarlos y cómo ejecutar el ataque. Y lo que es más importante, sabían qué esperar de una carnicería masiva y de un retorno de carne aún mayor».

Los neandertales que vivían allí probablemente sabían cómo conservar y almacenar la carne, tal vez mediante el uso del fuego y el humo, dijo Roebroeks. Sabine Gaudzinski-Windheuser, coautora del estudio y catedrática de Arqueología Prehistórica y Protohistórica de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia, Alemania, señaló que también es posible que una bonanza de carne de este tipo fuera una oportunidad para reunir temporalmente a personas de una red social más amplia.

Explicó que la ocasión podría haber servido tal vez como mercado matrimonial. Un estudio de octubre de 2022 basado en el ADN antiguo de un pequeño grupo de neandertales que vivían en lo que hoy es Siberia sugería que las mujeres se casaban fuera de su propia comunidad, señaló Gaudzinski-Windheuser, que también es directora del Centro de Investigación Arqueológica Monrepos y del Museo de la Evolución del Comportamiento Humano de Neuwied.

«No lo vemos en el registro arqueológico, pero creo que el verdadero beneficio de este estudio es que ahora todo está sobre la mesa», dijo.

elefantes neandertales caza

Las marcas de corte en los huesos de elefante, que pertenecían a unos 70 individuos, eran sistemáticas. Crédito: Sabine Gaudzinski-Windheuser/Lutz Kindler, MONREPOS

Cambiar las percepciones erróneas

Durante mucho tiempo, los científicos pensaron que los neandertales tenían una gran movilidad y vivían en pequeños grupos de 20 personas o menos. Sin embargo, este último hallazgo sugiere que podrían haber vivido en grupos mucho más grandes y haber sido más sedentarios en este lugar y momento concretos, cuando la comida era abundante y el clima más favorable. El clima de la época, antes del avance de las capas de hielo al comienzo de la última glaciación, hace entre 100.000 y 25.000 años, habría sido similar al actual.

Según el estudio, matar a un elefante de colmillos rectos no era un hecho cotidiano, ya que en este lugar se mataba aproximadamente a un animal cada cinco o seis años. Sin embargo, según los investigadores, es posible que se destruyeran más restos de elefantes, ya que el yacimiento forma parte de una mina a cielo abierto. Otros hallazgos en el sitio sugieren que los neandertales cazaban una amplia variedad de animales en un paisaje lacustre poblado por caballos salvajes, gamos y ciervos rojos.

En términos más generales, el estudio subraya el hecho de que los neandertales no eran unos brutos cavernícolas como se les representa cotidianamente en la cultura popular. De hecho, ocurría todo lo contrario: eran hábiles cazadores, sabían procesar y conservar los alimentos y prosperaban en distintos ecosistemas y climas. Los neandertales también fabricaban herramientas sofisticadas, hilos y arte, y enterraban a sus muertos con cuidado.

«A los rasgos más reconociblemente humanos que sabemos que tenían los neandertales, esto es cuidar de los enfermos, enterrar a sus muertos y la representación simbólica ocasional, ahora también tenemos que considerar que disponían de tecnologías de conservación para almacenar alimentos y que ocasionalmente eran semisedentarios o que a veces funcionaban en grupos más grandes de lo que nunca habíamos imaginado», dijo Starkovich.

Últimas noticias

Santiago
nubes
10.4 ° C
12.1 °
8.5 °
85 %
2.1kmh
100 %
Vie
10 °
Sáb
8 °
Dom
10 °
Lun
9 °
Mar
8 °

Artículos relacionados