“Llegué a Miami decidida a querer vivir todo al 100 % y no dejar que mi mente me haga malas jugadas, sino aprender de todas las personas que estoy conociendo para que en un futuro, cuando recuerde mi participación en el Miss Universo, sean recuerdos gratos”, declaró Meza en el programa “En Casa con Telemundo”.

UN NUEVO ESTILO DE MISSES

Para el periodista venezolano Mauricio Ginestra, quien lleva años entrevistando y conociendo a las candidatas de habla hispana, “este es probablemente el grupo más heterogéneo y más interesante que ha llegado a Miss Universo desde América Latina, incluso desde todo el continente”.

“Me han impresionado porque la mayoría no traen los mensajes estereotipados que acostumbran a repetir las misses, sino que tienen identidades definidas y muy fuertes. Eso es refrescante y hasta esperanzador y permite ver un futuro de este tipo de concursos”, manifestó Ginestra.

En este sentido, destacó la campaña a favor de la comunidad LGBTQ+ de Miss Uruguay, Lola de Los Santos, quien se declaró bisexual poco después de ganar el concurso en su país.

“Nunca antes había sentido la necesidad de contar públicamente sobre mi orientación sexual, pero luego de ser coronada me abrí en mis redes para contarlo a mis seguidores”, confesó De los Santos antes de viajar al concurso.

La modelo uruguaya subrayó que “las diferencias nos enriquecen y el respeto nos une”. “La comunidad tiene luchas de años y de grandes avances, lo cual me genera mucha admiración y orgullo”, declaró.

Miss Puerto Rico, Natalia Soto, tiene amplia experiencia en el terreno de las relaciones diplomáticas y con 28 años es una de las candidatas de más edad.

Miss Venezuela, por su parte, es repostera. “Yo creo en comer sano, pero no en dejar de comer nada, mucho menos dulce. Yo prefiero matarme haciendo ejercicio que dejar de hacer y comer postres”, dijo Mariángel Villasmil, quien es dueña de la pastelería Sláinte Cakes.

Villasmil es la primera Miss Venezuela en más de 30 años que estuvo bajo la tutela del legendario Osmel Sousa, quien salió de la organización en medio de un escándalo de prostitución y que ha asesorado a Miss Argentina, Alina Luz Akselrad, y Miss Canadá, Nova Stevens.

Miss México y Miss Perú, Janick Maceta, han enarbolado las banderas contra la violencia doméstica y el maltrato infantil. Las dos también son ingenieras: la mexicana, de software, y la segunda de sonido. De hecho, Miss Perú trabaja en el estudio Manhattan Center de Nueva York y dirige su propia empresa discográfica.

Miss Colombia, Laura Olascuaga, es una de las concursantes que admite que se ha preparado durante toda su vida para representar a su país en el certamen Miss Universo y quiere transmitir un mensaje de “unidad y reconciliación”.

Sin embargo, Olascuaga dice que nunca pensó que le tocaría este honor cuando su país se hallaba en medio de una crisis institucional y social.

MÁS DIGITAL QUE NUNCA

La edición de Miss Universo de este año -en 2020 se suspendió por la pandemia- ha apostado muy fuerte por el mundo digital. La organización y las candidatas tienen una poderosa presencia en las redes sociales, en las que documentan los ensayos y eventos especiales que se celebran en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino de Hollywood, al norte de Miami.

Este jueves se transmitirá a través de YouTube el desfile de trajes típicos de Miss Universo y al día siguiente se podrá presenciar a la votación preliminar.

/gap