China aumentará el gasto en defensa en un 7,2% y establece un objetivo de crecimiento económico de «alrededor del 5%» para 2023

Hong Kong (CNN) — China estableció un objetivo oficial de crecimiento económico de “alrededor del 5%” para 2023, ya que busca reactivar la segunda economía más grande del mundo después de un año de crecimiento tibio debido a las medidas pandémicas.

También ampliará su presupuesto de defensa un 7,2%, lo que supone un ligero aumento respecto al crecimiento del año anterior.

Ambas cifras para el próximo año se dieron a conocer en la apertura de la reunión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN), la legislatura oficial del país, que atrae a casi 3.000 delegados a Beijing durante los próximos ocho días.

“La economía de China experimenta una recuperación constante y demuestra un gran potencial y un impulso para un mayor crecimiento”, dijo el primer ministro saliente, Li Keqiang, a los delegados al presentar un informe sobre la labor del gobierno en la apertura del congreso este domingo.

La economía agregó más de 12 millones de empleos urbanos el año pasado, y la tasa de desempleo urbano cayó al 5,5%, según el informe laboral, que enfatizó el enfoque de China para garantizar un crecimiento, empleo y precios estables en medio de la inflación global y fijó la meta del PIB.

publicidad

economia china

Gente camina frente al Gran Salón del Pueblo el 4 de marzo de 2023, en Beijing, mientras comienza la reunión anual conocida como las Dos Sesiones. (Crédito: Visual China Group/Getty Images)

China también dio a conocer su presupuesto militar anual para 2023, que aumentará un 7,2 % a aproximadamente 1,55 billones de yuanes (US$ 224.000 millones) en un informe preliminar del presupuesto publicado la mañana de este domingo.

El aumento del gasto marca el segundo año consecutivo en que el aumento anual del gasto militar supera el 7% y supera el crecimiento del 7,1% del año pasado, en medio de crecientes tensiones geopolíticas y una carrera armamentista regional. Al igual que en otros años recientes, la cifra se mantiene muy por debajo de la expansión simbólicamente significativa de dos dígitos.

“Las fuerzas armadas deben intensificar el entrenamiento militar y la preparación en todos los ámbitos, desarrollar una nueva guía estratégica militar, dedicar más energía al entrenamiento en condiciones de combate y hacer esfuerzos bien coordinados para fortalecer el trabajo militar en todas las direcciones y dominios”, dice el informe de trabajo de Li.

El objetivo del PIB y el gasto militar se encuentran entre los más observados en los procedimientos del día inaugural, y la cifra del objetivo del PIB en particular se monitorea este año a medida que China emerge de su política de cero covid económicamente agotadora. La nueva cifra parece modesta frente a lo que algunos analistas habían pronosticado que podría ser un objetivo más sólido para el próximo año.

La reunión de la APN es un evento político anual clave que ocurre junto con una reunión del máximo órgano asesor político de China, y los eventos juntos se conocen como las Dos Sesiones.

Esta es la primera Dos Sesiones desde que el líder chino Xi Jinping obtuvo un tercer mandato que rompe las normas en la cima de la jerarquía del Partido Comunista Chino en octubre. Xi está listo para ingresar a su tercer mandato como presidente, un título en gran parte ceremonial, durante el congreso.

El primer ministro de China, Li Keqiang, habla durante la sesión inaugural de la Asamblea Popular Nacional (APN) de China en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, el domingo 5 de marzo. (Crédito: Ng Han Guan/AP)

Recuperación económica

El PIB de China se expandió solo un 3% en 2022, por lo que no alcanzó el objetivo oficial de «alrededor del 5,5%», principalmente debido a las prolongadas restricciones por la pandemia del covid-19. Fue la segunda tasa de crecimiento anual más baja desde 1976, solo por detrás de 2020, cuando los brotes iniciales del covid casi paralizaron la economía.

En diciembre, después de que el Partido Comunista terminara abruptamente su política de cero covid, una ola masiva de infecciones se extendió por todo el país, sumiendo en el caos las cadenas de suministro y las fábricas. Pero las interrupciones comenzaron a desvanecerse en enero y la recuperación económica se aceleró el mes pasado.

Los datos oficiales publicados este miércoles mostraron que las fábricas de China tuvieron su mejor mes en casi 11 años en febrero, lo que subraya la rapidez con la que la actividad económica se ha recuperado tras el final de la ola de salida del covid-19. Las industrias de servicios y construcción también tuvieron su mejor desempeño en dos años.

Desde entonces, Moody’s Investors Service elevó su pronóstico de crecimiento de China al 5% para 2023 y 2024, frente al 4% anterior, citando un repunte más fuerte de lo esperado en el corto plazo.

Los analistas habían pronosticado un camino difícil hacia la recuperación de China en medio de vientos globales en contra, que también pueden haberse reflejado en el objetivo conservador para 2023 de «alrededor del 5%» anunciado este domingo.

La economía global se debilitará aún más este año a medida que el aumento de las tasas de interés y la guerra de Rusia en Ucrania continúen afectando la actividad, estimó el Fondo Monetario Internacional en enero. Es probable que el crecimiento mundial se desacelere del 3,4% en 2022 al 2,9% en 2023.

China está lista para publicar sus datos de importación y exportación para los dos primeros meses de este año este martes, lo que proporcionará un vistazo a la demanda del comercio mundial.

Durante el congreso, se dará a conocer el nuevo equipo económico del gobernante Partido Comunista, incluidos varios ministros y jefes financieros, y también se aprobarán otros nombramientos clave, ya seleccionados por la dirección del Partido Comunista. El reemplazo del primer ministro Li será designado formalmente durante la reunión, que se extenderá hasta el 13 de marzo.

El nuevo equipo económico se enfrentará a la difícil tarea de reactivar la economía china mientras navega por una serie de desafíos cada vez mayores, que incluyen un consumo lento, un aumento del desempleo, una recesión histórica en el sector inmobiliario y una tensión creciente con Estados Unidos por las sanciones tecnológicas.

Gasto militar

El aumento del 7,2% en el gasto de defensa planificado marca la primera vez en la última década que la tasa de crecimiento del presupuesto ha aumentado durante tres años consecutivos, ya que Beijing continúa modernizando y fortaleciendo su Ejército, mientras ejerce presión sobre Taiwán, la democracia insular autónoma que el Partido Comunista de China reclama como propia a pesar de que nunca ha gobernado.

China ahora controla la armada más grande del mundo por tamaño y avanza en su flota de submarinos nucleares y aviones de combate.

El presupuesto militar se expandió un 7,1% a 1,45 billones de yuanes en 2022, en comparación con el 6,8% del año anterior. El año pasado, el gasto anual en defensa de China creció dos dígitos en 2015. El tamaño del presupuesto de este año es más del doble que el de hace diez años.

Los funcionarios chinos han tratado repetidamente de presentar su gasto militar como razonable en relación con otros países como Estados Unidos, parte del intento de China de presentarse como una potencia pacífica, a pesar de su agresión en la región, incluida la militarización del mar de China Meridional y el intenso patrullaje alrededor de Taiwán.

Durante una conferencia de prensa este sábado antes del día inaugural, el portavoz de la APN, Wang Chao, dijo que el presupuesto de defensa de China mantuvo una “tasa de crecimiento relativamente moderada y razonable”.

“El gasto de defensa de China como porcentaje del PIB se ha mantenido estable a lo largo de los años. Se mantiene básicamente estable, por debajo del promedio mundial”, dijo Wang.

Mengchen Zhang de CNN en Beijing contribuyó con el reportaje

Últimas noticias

Santiago
nubes
10.7 ° C
12.8 °
8.5 °
80 %
2.1kmh
100 %
Dom
10 °
Lun
10 °
Mar
11 °
Mié
16 °
Jue
14 °

Artículos relacionados