13 de los mejores looks masculinos de la historia de los Oscar

(CNN) — Audrey Hepburn vestida por Givenchy, Nicole Kidman por Dior, Halle Berry por Elie Saab. Los grandes atuendos de la historia de los Oscar son icónicos, definen una era, y son —casi— exclusivamente femeninos.

Esto no es sorprendente. Durante mucho tiempo se esperaba que los asistentes masculinos cumplieran con un código de vestimenta de etiqueta, y la mayoría parecía feliz de hacerlo así. Incluso las estrellas conocidas por su extravagacia elegían esmoquin en este evento tan formal.

Sin embargo, ha habido algunas excepciones gloriosas.

Con un toque de color, una suave ruptura de reglas y un poco de ayuda de los músicos (la alfombra roja de los Grammy demuestra que la industria de la música está mucho menos preocupada por las formalidades que su contraparte de la pantalla grande), algunos de los hombres más atrevidos de Hollywood han roto el molde. Y con la etiqueta de vestuario cada vez más relajada en los últimos años, cada ceremonia parece registrar más excepciones a la ortodoxia de la moda masculina que la anterior.

Aquí hay 13 de los mejores looks masculinos de la historia de la alfombra roja de los Oscar:

publicidad

Pantalones cortos de camuflaje de Pharrell Williams

(Dan MacMedan/Getty Images)

(Dan MacMedan/Getty Images)

La mayoría de los hombres tienen demasiado miedo de usar pantalones cortos en la oficina, y mucho menos en la alfombra roja más glamorosa de Hollywood. Pero Pharrell Williams no es como la mayoría de los hombres.

El músico, y ahora director creativo de Louis Vuitton, rompió las convenciones con una chaqueta y pantalones cortos con estampado de camuflaje. Al llegar con su esposa Helen Lasichanh, completó el look con un par de Doctor Martins, un collar de diamantes con su propio nombre y un par de calcetines tan impecables como su camisa.

Podríamos haber incluido igualmente los shorts de Lanvin que usó en el mismo evento cinco años antes. Pero 2019 fue el año en que las rodillas expuestas de Pharrell llegaron al enrarecido escenario de los Oscar para presentar el premio a la Mejor Película de Animación.

El vestido de esmoquin de Billy Porter

(Neilson Barnard/Getty Images)

(Neilson Barnard/Getty Images)

¿Chaqueta de terciopelo? Chequeado. ¿Camisa de esmoquin blanca? Chequeado. De la cintura para arriba, Billy Porter era la viva imagen de la formalidad de la etiqueta, sus puños con volados y su corbata de moño exagerada eran los únicos toques de extravagancia. Sin embargo, de la cintura para abajo, su vestido diseñado por Christian Siriano fue una de las declaraciones de moda más radicales jamás realizadas en los Oscar.

Esto no quiere decir que la moda masculina de género fluido fuera especialmente notable en 2019 (no busque más allá de la Met Gala de ese año). Pero este fue el momento que realmente destrozó el binario de género en la alfombra roja más estricta de Hollywood.

Adornos de piel de Isaac Hayes

(Michael Ochs Archives/Getty Images)

(Michael Ochs Archives/Getty Images)

Los adornos de piel, los pantalones acampanados y los colores pastel de la moda masculina de principios de los 70 rara vez llegaron a las alfombras rojas de los Oscar de la época. Issaac Hayes fue una de las bienvenidas excepciones.

Al subir al escenario para recoger el premio a la Mejor Canción Original por su tema de «Shaft», Hayes lució un traje azul marino con ribetes azul bebé, camisa de volantes y corbata haciendo juego.

Su interpretación de la canción ganadora fue otra historia: Se deshizo del traje para actuar sin camisa (y envuelto en cadenas de oro).

El corte clásico de Michael Caine

Bob Riha Jr/Getty Images

Bob Riha Jr/Getty Images

Sería negligente no incluir al menos un traje de etiqueta convencional en esta lista. Y pocas estrellas lo han usado tan naturalmente como Michael Caine. El ejemplo es de 1984, año en que fue nominado a mejor actor por su papel en «Educando a Rita» (aquella noche también entregó dos premios), aunque podríamos haber elegido casi cualquier aparición suya en los Oscar.

Como siempre, el corte entallado, un gran moño mariposa y las gafas de marcos anchos ejemplifican por qué Caine ha sido durante mucho tiempo un icono del estilo británico.

Los sombreros de Spike Lee y de Mahershala Ali

(Jeff Kravitz/FilmMagic/Getty Images)

(Jeff Kravitz/FilmMagic/Getty Images)

Los sombreros son una rara avis en la alfombra roja de los Oscar. Y, sin embargo, 2019 nos dio dos de los mejores ejemplos a la vez, ya que el director Spike Lee y el actor Mahershala Ali posaron juntos con sus premios por «BlacKkKlansman» y «Green Book», respectivamente.

Ali, que llevaba una camisa de cuello mandarín bajo su chaqueta negra, dio un giro formal al gorro con un diseño de fieltro de la sombrerera Gigi Burris. Lee, por su parte, combinó su traje morado de Ozwald Boateng con una gorra de capitán a juego y un collar con el símbolo del cantante Prince, a quien parecía rendir homenaje.

Hablando de Prince…

Prince de púrpura

Michael Caulfield/WireImage/Getty Images

Michael Caulfield/WireImage/Getty Images

El cantante de «Purple Rain» no defraudó en 2005, cuando presentó el premio a la Mejor Canción con una inmaculada chaqueta de esmoquin de terciopelo, en su tono característico, por supuesto. Completó el look con unos pantalones anchos hasta el suelo que no desentonarían en la alfombra roja de 2023.

Aunque atrevido para los estándares de los Oscar, era relativamente formal en comparación con la capa con capucha deslumbrante que había llevado a la ceremonia exactamente 20 años antes.

El rojo de la alfombra roja de Simu Liu

(Stephen Lovekin/Shutterstock)

Un esmoquin de color es una forma sencilla pero efectiva de destacar entre la multitud —incluso si, en el caso del actor Simu Liu, el color combina casi a la perfección con la propia alfombra roja—.

Liu, la última incorporación a nuestra lista, impresionó en los premios del año pasado con este elegante diseño de Atelier Versace. En declaraciones al programa canadiense eTalk, la estrella de «Shang-Chi» dijo que Donatella Versace le había sugerido que luciera el look sin camiseta en la fiesta posterior. «Si Donatella Versace te dice que hagas algo, ya está», dijo. «Se hace».

Corey Feldman como Michael Jackson

(Steve.Granitz/WireImage/Getty Images)

(Steve Granitz/WireImage/Getty Images)

La ceremonia de 1989 es considerada una de las peores de la historia de los Oscar, entre otras cosas porque se pidió a 18 jóvenes actores que interpretaran un número musical mal logrado, «I Wanna Be an Oscar Winner». Entre ellos estaba la estrella infantil Corey Feldman, quien había aparecido en «Los Goonies» cuatro años antes.

Ya fuera por el desprecio adolescente que mosytró por los códigos de vestimenta o simplemente por la exuberancia de la juventud, el joven de 17 años (en la foto con una Drew Barrymore de 14) rompió las reglas con una camisa roja, un blazer bordado y gafas de sol. Y si parece que está imitando a Michael Jackson, probablemente sea por eso: su actuación sobre el escenario incluyó pasos de baile inspirados en el Rey del Pop.

Las Crocs doradas de Questlove

(Matt Petit/A.M.P.A.S./Getty Images)

(Matt Petit/A.M.P.A.S./Getty Images)

Si tienes la osadía de llevar Crocs a los Oscar, o a cualquier alfombra roja, al menos que sean doradas.

La ceremonia de 2021 se retrasó y también redujo su tamaño en medio de la pandemia del covid-19, por lo que en la alfombra roja de ese año hubo muchos looks informales y aptos para el encierro (véanse las zapatillas blancas de la ganadora del premio a la mejor dirección, Chloé Zhao).

Pero fue el productor y baterista Questlove, también director musical y DJ del programa, quien mejor lo llevó, combinando su cómodo calzado con un traje azul marino, gafas y mascarilla estampada.

El esmoquin más corte mullet de Val Kilmer

(Bill Nation/Sygma/Getty Images)

(Bill Nation/Sygma/Getty Images)

En 1984, Val Kilmer combinó una chaqueta de esmoquin atemporal con un peinado algo más efímero: un mullet.

¿Es un corte de pelo una prenda masculina? Probablemente no. ¿Hay que llevar moño blanco a un evento de etiqueta? Probablemente no. Pero mientras Cher, la entonces novia de Kilmer, acaparaba los focos la noche en que fue nominada por su interpretación en «Silkwood», su acompañante era, en retrospectiva, el epítome del encanto juvenil de los 80.

La elegancia eduardiana de Robert Downey Jr.

(Steven D Starr/Corbis/Getty Images)

(Steven D Starr/Corbis/Getty Images)

En una época en la que los medios de comunicación empezaron a prestar atención no sólo a lo que se llevaba puesto, sino a quién se llevaba, Robert Downey Jr. recurrió al diseñador de moda Richard Tyler para este look de dandi en 1993.

Nominado ese año por su interpretación en «Chaplin», el actor estaba elegante con un traje de terciopelo adornado con lo que el New York Times describió entonces como un «foulard eduardiano».

El riesgo de Jared Leto valió la pena

(Christopher Polk/Getty Images)

(Christopher Polk/Getty Images)

Las chaquetas blancas son un riesgo, y no solo por las manchas (aunque en los Oscar no se sirva comida). Pero la de Jared Leto en 2014, diseñada por Saint Laurent, dio en el blanco.

No fue el único que decidió vestir de blanco esa noche (véase Matthew McConaughey y Ryan Seacrest), pero su chaqueta perfectamente ajustada fue la única que entró en las listas de los mejor vestidos. ¿La clave de su éxito? Un moño rojo y el atisbo de un pañuelo de bolsillo que lo unía todo.

Últimas noticias

Santiago
cielo claro
10.2 ° C
11.8 °
7.3 °
64 %
0.4kmh
4 %
Lun
18 °
Mar
15 °
Mié
18 °
Jue
18 °
Vie
15 °

Artículos relacionados