Logran crear albóndigas con ADN de los extintos mamuts dentro de un laboratorio

(CNN) — En el permafrost ártico aún se encuentran periódicamente restos de mamuts lanudos, con su piel y tejidos intactos. Estos descubrimientos han permitido a los científicos secuenciar el genoma del mamut y conocer detalles intrigantes sobre la vida de estos gigantes extintos de la Edad de Hielo.

Ahora, parte de esa información se utilizará para cultivar en laboratorio algo parecido a la carne de mamut.

Vow, una empresa australiana dedicada al cultivo de carne, creó lo que describe como una albóndiga de carne de mamut. El objetivo del proyecto, según la empresa, es llamar la atención sobre el potencial de la carne cultivada para hacer que los hábitos alimenticios sean más respetuosos con el planeta. Este martes, la albóndiga pasará a formar parte de la colección del Rijksmuseum Boerhaave, museo de ciencia y medicina de los Países Bajos.

«Tenemos que empezar a replantearnos cómo obtenemos nuestros alimentos. Mi mayor esperanza para este proyecto es… que mucha más gente en todo el mundo empiece a escuchar hablar de la carne cultivada», dijo James Ryall, director científico de Vow.

albóndiga carne cultivada mamut

Una empresa australiana creó albóndigas de laboratorio con ADN de mamut. Crédito: Vow

Crear «carne de mamut»

Las albóndigas no están destinadas al consumo humano. Incluso llamar carne de mamut a esta creación es un poco exagerado. Es más bien cordero de laboratorio mezclado con una pequeña cantidad de ADN de mamut.

Los científicos que trabajaron en el proyecto no tenían acceso a un alijo congelado de tejido de mamut en el que basar sus esfuerzos. En su lugar, se centraron en una proteína presente en los mamíferos llamada mioglobina, que da a la carne su textura, color y sabor, e identificaron la secuencia de ADN de la versión de mamut en una base de datos genómica a disposición del público.

publicidad

Rellenaron los vacíos en la secuencia de ADN de mioglobina de mamut utilizando información del genoma de un elefante africano. Los científicos insertaron el gen sintetizado en una célula muscular de oveja, que luego se cultivó en un laboratorio.

El equipo finalmente pudo producir alrededor de 400 gramos de carne de mamut.

«Desde un punto de vista genómico, solo un gen entre todos los demás genes de las ovejas es gigantesco», dijo Ernst Wolvetang, profesor y líder principal del grupo en el Instituto Australiano de Bioingeniería y Nanotecnología de la Universidad de Queensland, quien formó parte del proyecto. “Es un gen de 25.000”.

Ryall dijo que la mioglobina de mamut cambió la apariencia física de las células musculares de las ovejas. Aunque nuestros antepasados ​​de la Edad de Piedra cazaban y presumiblemente se daban un festín con mamuts, tanto Ryall como Wolvetang dijeron que no habían probado las albóndigas.

“Normalmente, probamos nuestros productos y jugamos con ellos. Pero dudamos en probar y probar de inmediato porque estamos hablando de una proteína que no existe desde hace 5.000 años. No tengo idea de cuál podría ser la alergenicidad potencial de esta proteína en particular”, dijo Ryall.

“Esa es una de las razones por las que no ofrecemos esto como producto. No se pondrá a la venta porque no tenemos idea del perfil de seguridad de este producto en particular”, agregó.

Cultivada vs. lo real

Los defensores esperan que la carne cultivada reduzca la necesidad de sacrificar animales para obtener alimentos y ayude a combatir la crisis climática. El sistema alimentario es responsable de aproximadamente un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, la mayoría de los cuales provienen de la agricultura animal.

Vow espera obtener pronto la aprobación regulatoria en Singapur, el primer país en aprobar la carne cultivada, para vender la carne de codorniz hecha en laboratorio que desarrolló. En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) dice que el pollo cultivado en laboratorio está bien para el consumo humano.

El ADN de mamut se insertó en células de oveja, que luego se cultivaron en un laboratorio. (Crédito: Vow)

Los cadáveres de mamuts, que se extinguieron hace unos 5.000 años, se encontraron tan bien conservados en el permafrost que todavía tenían sangre en las venas.

Love Dalén, profesor de genómica evolutiva en el Centro de Paleogenética de la Universidad de Estocolmo que secuenció el ADN de mamut más antiguo del mundo, sabe a qué sabe realmente la carne de mamut.

Durante un viaje de campo al río Yana en Siberia en 2012, Dalén dijo que probó un pequeño trozo de carne congelada extraída del cadáver parcial de un mamut bebé. Si bien dijo que no podía ver un gran valor científico en el proyecto de albóndigas, si alguna vez salieran a la venta, Dalén dijo que definitivamente probaría una.

“¡Sin duda me encantaría probar esto!”, dijo. «No puede saber peor que la carne de mamut real».

Últimas noticias

Santiago
nubes
16.4 ° C
19.3 °
14.5 °
80 %
5.7kmh
100 %
Jue
17 °
Vie
29 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
29 °

Artículos relacionados