Fiestas, celebridades, mujeres desnudas y en traje de baño. Así era el ambiente que, regularmente, se vivía en la reconocida Mansión Playboy de su creador Hugh Hefner, pero desde su fallecimiento hace cuatro años aquella casa fue abandonada y despojada de su esplendor.

La mansión Playboy, ubicada en Los Ángeles (California), fue vendida en 2016 a Daren Metropoulos por un valor de 100 millones de dólares antes de que Hefner falleciera. Sin embargo, su nuevo propietario se comprometió en perfeccionarla con los mejores estándares de calidad y ahora está a cargo de arreglar el desastre.

‘Las chicas de al lado’, programa que transmitía la vida de Hugh Hefner y sus tres novias en la mansión Playboy.