Elon Musk prometió una purga en Twitter de las marcas azules de verificación. En su lugar, decidió apuntar contra una sola cuenta

Nueva York (CNN) — Algunos usuarios VIP de Twitter se despertaron este sábado esperando haber perdido sus codiciadas marcas azules de verificación, en una purga que Elon Musk había anunciado previamente. Sin embargo, en lugar de ello, Twitter pareció apuntar contra una sola cuenta de una importante publicación que le disgusta a Musk y cambió el lenguaje en su plataforma de una manera que no deja claro por qué los usuarios están verificados.

Twitter había dicho que «empezaría a reducir» las verificaciones azules concedidas bajo su antiguo sistema de verificación ––que hacía hincapié en proteger a los usuarios de alto perfil en riesgo de suplantación–– el 1 de abril. Según Musk, para mantener la verificación azul, los usuarios tendrían que pagar 8 dólares al mes para unirse al servicio de suscripción Twitter Blue de la plataforma, que desde diciembre permite a las cuentas pagar por tener esa verificación.

La mayoría de las cuentas con verificación azul se encontraron este fin de semana con que sus marcas de verificación no habían desaparecido, sino que se les había añadido una nueva etiqueta en la que se leía: «Esta cuenta está verificada porque está suscrita a Twitter Blue o es una cuenta verificada según el sistema antiguo». El mensaje, que aparece cuando los usuarios hacen clic en la marca de verificación, no deja claro si las cuentas verificadas son realmente personas destacadas o simplemente usuarios que han pagado para unirse a Twitter Blue.

Pero una cuenta de alto perfil perdió su verificación azul durante el fin de semana: la cuenta principal del diario The New York Times, que previamente había dicho a CNN que no pagaría por la verificación.

Después de que una cuenta que suele mantener diálogos con Musk publicara un meme este fin de semana sobre la negativa de The New York Times a pagar por la verificación, Musk respondió en un tuit diciendo: «Oh, vale, lo quitaremos entonces». A continuación, Musk arremetió contra el periódico ––el caso más reciente en el que el multimillonario ataca periodistas o medios de comunicación–– en una serie de tuits en los que afirmaba que la cobertura del medio es aburrida y «propaganda».

publicidad

Las acciones del fin de semana son apenas el ejemplo más reciente en que Twitter crea confusión y malestar entre los usuarios sobre los cambios de características, y en este caso no cualquier usuario sino muchas de las cuentas de más alto perfil que han sido durante mucho tiempo un punto de venta clave para la plataforma. También pone de manifiesto cómo Musk a menudo parece tomar las decisiones sobre la plataforma guiado más por caprichos que por política.

Aunque la cuenta principal de The New York Times perdió su marca azul, sus otras cuentas, como las de sus contenidos de arte, viajes y libros, siguieron verificadas. (No está claro por qué The New York Times no tiene la marca de verificación dorada de «organizaciones», como las cuentas de otros medios de noticias, incluidos Associated Press y The Washington Post). Tras la retirada de la marca azul, un portavoz de The New York Times reiteró a CNN que no tiene previsto pagar por la verificación.

Twitter, que despidió a la mayor parte de su personal de relaciones públicas el pasado otoño, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Por otro lado, el logotipo del pájaro azul de Twitter en la parte superior del sitio fue sustituido el lunes por doge, el meme que representa la criptomoneda dogecoin, que Musk ha promocionado. El precio del dogecoin se disparó un 20% el lunes.

Meta planea crear una plataforma que compita con Twitter 1:00

La larga campaña de Musk contra las marcas de verificación de cuentas antiguas

Musk ha amenazado con retirar a los usuarios las marcas azules de verificación del antiguo sistema de Twitter desde que compró la compañía el pasado otoño.

A principios de noviembre, Twitter lanzó la opción de que las personas que pagaran por su servicio de suscripción Twitter Blue recibieran las marcas azules. El programa se pausó rápidamente luego de sufrir una oleada de usuarios que suplantaban celebridades y empresas, y se relanzó en diciembre.

Twitter también puso en marcha un sistema de verificación codificado por colores diferentes para empresas y entidades gubernamentales, pero Musk siguió diciendo que los usuarios individuales tendrían que pagar en última instancia por las verificaciones azules.

En los días previos a la purga de la marca de verificación azul, que finalmente no se realizó, usuarios destacados como el actor William Shatner y la activista contra el acoso Monica Lewinksy se opusieron a la idea de que, como usuarios avanzados que atraen la atención al sitio, deberían tener que pagar por una función que les mantiene a salvo de la suplantación de identidad.

Al no estar claras las razones por las que se verifican las cuentas, la nueva etiqueta podría facilitar la estafa o la suplantación de usuarios de alto perfil. Los expertos también han dicho que no está claro que reservar la verificación a los usuarios de pago vaya a reducir el número de bots en el sitio, una cuestión que Musk ha planteado repetidamente a lo largo del último año.

Por su parte, Musk ha presentado previamente cambios en el sistema de verificación de Twitter como una forma de «tratar a todos por igual.»

«No debería haber un estándar diferente para las celebridades», dijo en un tuit la semana pasada. La función de pago también podría generar ingresos, lo que ayudaría a Musk, que tiene una importante deuda tras comprar Twitter por 44.000 millones de dólares.

Musk también dijo la semana pasada que, a partir del 15 de abril, sólo las cuentas verificadas se recomendarían en los feeds «Para ti» de los usuarios junto a las cuentas que siguen.

–Oliver Darcy de CNN contribuyó a este reporte

Últimas noticias

Santiago
nubes
7.8 ° C
9.2 °
5.5 °
92 %
1.5kmh
100 %
Dom
10 °
Lun
9 °
Mar
11 °
Mié
14 °
Jue
15 °

Artículos relacionados