El telescopio Webb capta un «monstruo verde» en el interior de una joven supernova

(CNN) — El telescopio espacial James Webb captó detalles coloridos nunca vistos en uno de los restos mejor observados de una estrella que explotó.

El gas brillante y el polvo de Cassiopeia A es todo lo que queda de una estrella que explotó en supernova y cuya luz llegó a la Tierra por primera vez hace 340 años. Es el remanente de supernova más joven conocido en nuestra galaxia, razón por la cual el objeto celeste ha sido estudiado por multitud de telescopios terrestres y espaciales.

Cassiopeia A se encuentra a 11.000 años-luz de distancia, en la constelación de Cassiopeia, y el remanente se extiende a lo largo de 10 años-luz.

La observación de Cas A, como también se le conoce, permite a los científicos conocer mejor cómo se producen las explosiones estelares.

Los astrónomos orientaron el telescopio Webb y sus instrumentos en dirección a Cas A para ver si las capacidades infrarrojas del observatorio podían captar algo que otros telescopios hubieran pasado por alto. La luz infrarroja es invisible para el ojo humano, lo que permite al Webb observar aspectos del universo que de otro modo serían invisibles.

«Cas A representa nuestra mejor oportunidad para observar el campo de escombros de una estrella que explotó y realizar una especie de autopsia estelar para entender qué tipo de estrella había antes y cómo explotó», dijo Danny Milisavljevic, profesor asistente de la Universidad de Purdue e investigador principal del programa Webb que captó las nuevas observaciones, en un comunicado.

publicidad

«En comparación con imágenes infrarrojas anteriores, vemos detalles increíbles a los que no habíamos podido acceder antes», dijo en un comunicado la coinvestigadora Tea Temim, astrónoma investigadora de la Universidad de Princeton.

La nueva imagen infrarroja de Cas A obtenida por Webb fue traducida a luz visible para que el ojo humano pueda ver los colores del remanente. La luz roja y naranja en el exterior del remanente indica polvo caliente, donde el material expulsado de la estrella antes de que explotara está colisionando con el gas y el polvo a su alrededor.

En el interior de la estructura en forma de burbuja del remanente, se puede ver una luz rosa brillante, junto con características que se asemejan a grupos y nudos. Este material procede de la estrella que explotó e incluye elementos pesados brillantes como argón, neón y oxígeno.

telescopio webb cassiopeis supernova

El colorido remanente de supernova Cassiopeia A fue captado en luz infrarroja por el telescopio Webb. Crédito: NASA/ESA/CSA/D. D. Milisavljevic/T. Temim/I. De Looze

Un bucle verde brillante a lo largo del lado derecho de la burbuja también ha captado el interés de los investigadores.

«Lo bautizamos el Monstruo Verde en honor al Fenway Park de Boston. Si se mira de cerca, se ve que está salpicado de lo que parecen miniburbujas», explica Milisavljevic. «Su forma y complejidad son inesperadas y difíciles de entender».

El equipo aún está tratando de comprender las fuentes de los diferentes colores de la imagen.

El estudio de remanentes de supernova como Cas A puede ayudar a los científicos a comprender el polvo cósmico, un componente básico de estrellas y planetas, y cómo las estrellas que explotan liberan elementos cruciales para la vida.

«Al comprender el proceso de explosión de las estrellas, estamos leyendo nuestra propia historia de origen», afirma Milisavljevic. «Voy a pasar el resto de mi carrera intentando comprender qué hay en este conjunto de datos».

Últimas noticias

Santiago
nubes
10.7 ° C
12.8 °
8.5 °
80 %
2.1kmh
100 %
Dom
10 °
Lun
10 °
Mar
11 °
Mié
16 °
Jue
14 °

Artículos relacionados