El estadounidense Spencer Elden, quien apareció fotografiado a los cuatro meses de vida, bajo el agua y persiguiendo un billete, en la portada del disco Nevermind de Nirvana, ahora tiene 30 años y demandó a los ex integrantes del grupo.

Según informa el diario El País, la demanda fue presentada en un juzgado de California y el fin es recibir una indemnización «por los daños que (Elden) ha sufrido y seguirá sufriendo de por vida». La suma solicitada bordea los 117 millones de pesos.

En la acción judicial Robert Y. Lewis, abogado del hoy modelo y artista callejero de 30 años, sostiene que «los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer”.

El profesional argumenta que la inclusión de dinero -un billete de un dólar- en la foto tomada para el disco publicado en 1994 hace que la guagua aparezca representada “como un trabajador sexual”.

La demanda está destinada contra Dave Grohl y Krist Novoselic, quienes integraron Nirvana junto a Kurt Cobain -fallecido en 1994- y también contra Chad Channing, baterista en los primeros días del grupo y que dejó la banda en 1990, antes de la edición de Nevermind, informa El País.

La acción judicial significa un giro en torno a la actitud que tuvo anteriormente Spencer Elden hacia la fotografía que lo hizo conocido y que se transformó en una de las portadas de discos más icónicas.

El treintañero ha revivido la foto del álbum en ocasiones como el 25 aniversario de la edición de Nevermind, en 2016, en la revista Rolling Stone.

Debido al retrato tomado por un fotógrafo cercano a los padres de Elden -quienes recibieron 200 dólares-, el protagonista se transformó en celebridad y ha sido entrevistado por importantes medios.

En algunas de sus declaraciones el californiano ha manifestado su disconformidad por no haber recibido ganancias por su aporte a un disco que ha vendido 30 millones de copias.

/gap