Así resolvieron el misterio de los objetos más poderosos del universo

(CNN) — Los astrónomos descubrieron hace 60 años los cuásares, considerados los objetos más brillantes y potentes del universo, pero no sabían cuál era su origen. Ahora, los científicos creen haber desvelado el misterio que se oculta tras lo que enciende estos objetos celestes.

Los cuásares tienen la misma luminosidad que un billón de estrellas contenidas en un espacio del tamaño de nuestro sistema solar, que solo alberga una estrella, mientras que la Vía Láctea alberga al menos 100.000 millones de estrellas.

Los astrónomos observaron 48 galaxias diferentes que contienen cuásares y las compararon con más de 100 galaxias sin ellos.

Los investigadores descubrieron que la colisión de galaxias es lo que probablemente genera los cuásares, estimando que las galaxias que albergan cuásares tienen tres veces más probabilidades de colisionar con otras galaxias.

Cuando dos galaxias se fusionan, enormes cantidades de gas son empujadas hacia los agujeros negros supermasivos situados en sus centros. Justo antes de que el gas sea engullido por los agujeros negros, una enorme cantidad de energía se libera en forma de chorros de radiación, creando un cuásar.

Los astrónomos utilizaron el telescopio Isaac Newton, situado en La Palma, que forma parte de las islas Canarias en España. Sus observaciones en profundidad revelaron estructuras distorsionadas en las regiones externas de cada galaxia que albergaba un cuásar.

publicidad

Muchas galaxias grandes albergan agujeros negros supermasivos en sus centros, así como grandes cantidades de gas, pero ese gas suele estar fuera del alcance del hambriento agujero negro del centro galáctico. Pero cuando las galaxias colisionan, todo ese gas es conducido directamente hacia el agujero negro, creando suficiente radiación para alimentar un cuásar cegadoramente brillante.

La formación de un cuásar puede empujar el gas restante fuera de una galaxia, privándola de un ingrediente clave necesario para la formación de estrellas, a veces durante miles de millones de años, según un estudio publicado este martes en la revista académica Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

«Los cuásares son uno de los fenómenos más extremos del Universo, y lo que vemos probablemente represente el futuro de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, cuando colisione con la galaxia de Andrómeda dentro de unos 5.000 millones de años», afirma en un comunicado Clive Tadhunter, autor del estudio y profesor del departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Sheffield.

«Es emocionante observar estos sucesos y comprender por fin por qué ocurren, pero afortunadamente la Tierra no estará cerca de uno de estos episodios apocalípticos durante bastante tiempo».

Investigadores descubren el cuásar más lejano del universo 0:52

El estudio de los cuásares brillantes dispersos a través de vastas distancias del universo permite esencialmente a los científicos mirar hacia atrás en el tiempo. En 2021, los científicos detectaron el cuásar más distante hasta la fecha, conocido como P172+18. La luz de los chorros del cuásar tardó 13.000 millones de años en llegar hasta nosotros, y los chorros expulsan material a casi la velocidad del sonido.

«Una de las principales motivaciones científicas del telescopio espacial James Webb de la NASA fue estudiar las primeras galaxias del Universo, y el Webb es capaz de detectar la luz de los cuásares más distantes, emitida hace casi 13.000 millones de años», explica en un comunicado el Dr. Jonny Pierce, coautor del estudio e investigador postdoctoral de la Universidad de Hertfordshire. «Los cuásares desempeñan un papel clave en nuestra comprensión de la historia del Universo, y posiblemente también del futuro de la Vía Láctea».

Últimas noticias

Santiago
niebla
15.8 ° C
18.4 °
13.5 °
66 %
2.6kmh
40 %
Mar
23 °
Mié
22 °
Jue
21 °
Vie
20 °
Sáb
19 °

Artículos relacionados