El sábado pasado, Mega emitió un nuevo capítulo de su programa «Pecados Digitales», el que tuvo entre sus invitados a Pamela Leiva, ex chica reality que repasó diversos pasajes de su vida, entre ellos, su fallido matrimonio con Carlos Segura en 2017.

Lee también: «Me he pegado mis curadas»: Jordi Castell y el fin de su matrimonio

«Para nada me arrepiento. Es que la fiesta estuvo muy buena. Mira, todo lo demás no estuvo tan bueno, pero la fiesta mira, hasta hoy tengo caña», primero confesó la comediante fiel a su estilo.

Luego, le preguntaron si obtuvo alguna deuda después de esa celebración, debido a que apenas un año después del matrimonio la pareja terminó su relación. Y la respuesta de Pamela fue afirmativa.

«Tuve que repactar, así que aún me quedan unos años más por seguir pagando, pero no me arrepiento», detalló.

«¿Qué fue lo peor que te dejó tu fallido matrimonio?», le preguntaron después. A lo que Leiva respondió que las «deudas», pero explicó que no fue una celebración costosa, por lo que hacía referencia a las deudas que adquirieron durante la unión y de las que ella se hizo cargo, pues compraron varias cosas.

Finalmente y aprovechando esta instancia, Pamela contó una anécdota relacionada con su mamá, ya que intentó llevarse algunos alimentos del matrimonio para su casa, pero la pillaron.

«Es la típica señora chiquitita, como de barrio, con melena, esas señoras que te meten conversa, aunque no quieres hablar. Y de repente la veo dándose tanta vuelta por el mesón de los postres, sacó un tapper y echó los postres. Le dije ‘qué estás haciendo’», dijo entre risas.

A lo que su madre le dijo: «Hija, esto está todo pago, hay que llevárselo», cerró.