Estos aviones de la NASA podrían transformar los viajes aéreos dentro de muy pocos años

(CNN) — Se revelaron los diseños para dos de los proyectos de aeronaves más populares de la NASA. Estos futuros aviones quieren ser la próxima generación de vuelos sostenibles, y también quieren que se los vea bien en el aire.

Primero está el X-66A, que la NASA ha estado preparando junto con Boeing como parte de su proyecto de demostración de vuelo sostenible. Los gigantes aeroespaciales de EE.UU. quieren construir, probar y volar un avión de un solo pasillo que reduzca las emisiones antes de que termine la década. El X-66A es la demostración a gran escala de que harán todo eso.

“»Nuestro objetivo es que la asociación de la NASA con Boeing para producir y probar un demostrador a gran escala ayude a crear futuros aviones comerciales que sean más eficientes en combustible, con beneficios para el medio ambiente, para la industria de la aviación comercial y para los pasajeros en todo el mundo”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson, en un comunicado en enero. «Si tenemos éxito, podremos ver estas tecnologías en aviones que lleven al público a los cielos en la década de 2030».

El diseño en el que están trabajando la NASA y Boeing podría reducir el consumo de combustible y las emisiones hasta en un 30% en comparación con los aviones más eficientes de la actualidad, según la agencia.

El concepto «Transonic Truss-Braced Wing» posee alas delgadas y alargadas, estabilizadas por puntales diagonales que las conectan con la aeronave. La forma del diseño crea menos arrastre, lo que implica que quema menos combustible.

publicidad

El nuevo diseño se presentó en EAA AirVenture Oshkosh y presenta un cuerpo blanco con una cola con rayas azules, naranjas y rojas.

«Un avión experimental»

“Este es un avión experimental”, dijo en enero Bob Pearce, administrador asociado de la NASA para la Dirección de Misiones de Investigación Aeronáutica. «Este no es un desarrollo comercial de un avión en el que los pasajeros volarán hoy. Y la razón por la que debemos hacer esto es porque es una tecnología de alto riesgo. Estamos tratando de validar esa tecnología».

El primer vuelo de prueba de este demostrador a gran escala tendrá lugar en 2028. La NASA espera que algún día la tecnología sirva a aproximadamente la mitad del mercado comercial a través de aviones de pasillo único de corta a media distancia.

Las aerolíneas dependen en gran medida de aviones de pasillo único, que representan casi la mitad de las emisiones de la aviación en todo el mundo, según la NASA. Boeing estima que la demanda de los nuevos aviones de pasillo único aumentará en 40.000 aviones entre 2035 y 2050.

El objetivo es que la tecnología esté disponible para alrededor del 50% del mercado comercial a través de aviones de pasillo único de corta a media distancia, dijo Nelson.

La NASA y Boeing han presentado una nueva librea para el avión X-66A que se producirá a través del Demostrador de Vuelo Sostenible de la agencia. Cortesía: Boeing

Los otros aviones que tendrán una nueva apariencia son los aviones eléctricos híbridos que GE Aerospace y MagniX están desarrollando como parte del proyecto de demostración de vuelo de tren motriz electrificado (EFPD) de la NASA.

El objetivo del proyecto es permitir una nueva generación de aviones de propulsión eléctrica. La NASA está colaborando con socios de la industria en nuevas tecnologías, incluidos motores, componentes electrónicos y materiales más livianos y eficientes que pueden ayudar a mejorar la eficiencia del combustible y reducir las emisiones.

Más pruebas de vuelo por venir

Estas tecnologías se probarán y demostrarán en aeronaves existentes modificadas.

Un Saab 340B mejorado, con diseño blanco y azul, se utilizará para vuelos de prueba y en tierra en un tren motriz eléctrico híbrido de clase de megavatios que está desarrollando GE Aerospace. (Un tren motriz, para los no iniciados, es el sistema que reúne todos los componentes para impulsar un vehículo hacia adelante). La NASA dice que los vuelos se realizarán a mediados de esta década.

Un avión DeHavilland «Dash 7» modificado, con diseño rojo y blanco, es el hogar del tren motriz híbrido de MagniX, y se está asociando con AeroTEC y Air Tindi en vuelos de prueba.

Se espera que el proyecto finalmente beneficie a los aviones turbohélice de corta distancia, del tipo que transportan entre 30 y 70 pasajeros, así como a los aviones comerciales regionales de un solo pasillo que transportan hasta 180 pasajeros.

La NASA dice que planea realizar al menos dos demostraciones de vuelo en los próximos cinco años para que las nuevas tecnologías puedan introducirse comercialmente en Estados Unidos entre 2030 y 2035.

Ashley Strickland de CNN contribuyó a este informe.

Últimas noticias

Santiago
niebla
15.8 ° C
18.4 °
13.5 °
66 %
2.6kmh
40 %
Mar
23 °
Mié
22 °
Jue
21 °
Vie
20 °
Sáb
19 °

Artículos relacionados