Torben Ulrich, el padre del baterista Lars Ulrich, lanzó un nuevo disco a los 92 años. 

En rigor, se trata de una colaboración spoken word con la violonchelista Lori Goldston titulada Oakland Moments, disponible sólo en Bandcamp y en casete.

Oakland moments muestra a Torben recitando texto y poesía sobre el violonchelo de Goldston, lo que para muchos fans de Metallica (la banda de la que Lars es miembro fundador y líder) remite a Lulu, la colaboración entre el paquidermo thrash y Lou Reed. 

Publicidad

“92 años y recién comenzando… Hoy, como lo hace uno a su edad, está sacando otro disco… Este es una colaboración con su querida amiga @legoldston”, saludo Lars Ulrich desde Instagram.

Si bien es inusual que un artista se muestra tan activo a una edad cercana al siglo, la edición de un álbum no sorprende en el caso de esta danés, por cuanto  se ha expresado ininterrumpidamente como poeta, músico, periodista, pintor y cineasta. 

Por supuesto, a esa enumeración hay que sumar al Torben tenista excelso. 

“Si bien Oakland Moments es la primera grabación a dúo de Torben Ulrich y Lori Goldston, los artistas son amigos cercanos desde 2005 cuando comenzaron a tocar junto con Jaison Scott y Angelina Baldoz en el grupo Instead Of”, dice la presentación del proyecto en Bandcamp. 

Publicidad

“Los textos/ poemas de Torben surgen de sus pinturas en papel de arroz, explorando elementos de atletismo, filosofía y misticismo. Las lecturas de Torben y la música de Lori se interactúan e improvisan. La belleza de Oakland Moments proviene de su propia especialización artística, la intimidad de la actuación y un intercambio de energía tangible”, añade.

El texto también acerca una impresión de Zachary Watkins, el ingeniero de grabación: “La energía de todos era palpable, especialmente los dos artistas que estaba a punto de documentar. Mientras corría por el estudio asegurándome de que la sesión fuera un éxito, Torben me pidió gentilmente que me detuviera, me sentara, me relajara y nos familiarizara”.

Publicidad

“Inmediatamente supe que estaba lidiando con un hombre inmenso. Compartió historias de su juventud como tenista en Dinamarca… Procedí a colocar micrófonos frente a los instrumentos de los artistas (voz, violonchelo) y grabar dos horas de potente sonido y poesía. Torben canta su voz hablada. Estaba inmerso en una colaboración tan sensible, frágil y, sin embargo, absolutamente poderosa”, cierra el técnico sobre el trabajo desarrollado en Santo Recording (Oakland, California), en junio de 2018

Finalmente, cabe recordar otro link poderoso de Torben Ulrich con Metallica: en Some Kind of Monster, el documental de 2004 sobre el funcionamiento interno del grupo, le piden una opinión sobre una versión alternativa de St. Anger y él contesta “yo no la publicaría”. 

Publicidad