Jada Pinkett Smith publicó que era un momento de curación cuando rompió su silencio sobre la publicitada bofetada de los Oscar de su esposo Will.

Desde Instagram, Jada compartió una imagen que decía: “Este es un tiempo para la curación y estoy aquí para eso”.

La publicación simple no abordó directamente el incidente del domingo por la noche, aunque parece que se refiere a ello. Will dividió la opinión después de subir al escenario en los Premios de la Academia y abofetear al comediante Chris Rock en la cara.

Chris había hecho una broma sobre el cabello de Jada, diciéndole que estaba emocionado de verla en GI Jane, haciendo referencia a cómo Demi Moore se afeitó la cabeza para el papel.

Pero Jada, que tiene alopecia, no vio el lado gracioso y parecía estar molesta y Chris insistió en que su broma había sido “buena”, pero Will estaba claramente enojado y se dirigió al escenario antes de abofetear a un Chris atónito.

Algunos lo elogiaron por sus acciones, diciendo que hizo bien en defender el honor de su esposa, mientras que otros consideran que no debería haber recurrido a la violencia, y algunos incluso pidieron que le quitaran su premio.

Momentos después de la bofetada, volvió al escenario para recoger el premio al Mejor Actor por su papel en King Richard, y se disculpó con la Academia y sus compañeros nominados.

Carolyn Smith, la madre de Will también se pronunció y enfatizó que nunca había visto a su hijo actuar como lo hizo cuando abofeteó a Chris en la cara por una broma descarada que hizo sobre la esposa de la estrella, Jada. “Él es una persona muy equilibrada. Esa es la primera vez que lo veo así. La primera vez en su vida… Nunca lo he visto hacer eso”