El día de ayer la modelo María José López se mostró bastante afectada en sus redes sociales luego de ir a la peluquería a realizarse un tratamiento en su cabello.

Es que Coté decidió hacerse un botox capilar que le dejó su pelo completamente quemado: «Se me cortó todo el pelo y me quedó todo el pelo una virutilla. Te juro que estoy mal, pero mal», expresó, recalcando que llevaba años sin teñir su pelo.

Posteriormente, la rubia contó con más calma lo ocurrido: «Estaba esperando poder hablar sin llorar. Le pregunté al niño qué era mejor, la idea era darle más brillo. Me echa esto y me dice que se va a aclarar un tono, y de repente veo el pelo blanco y gris», indicó.

«Me empecé a asustar, así que le dije que me lo sacara porque estaba quedando mal. Me dice que no me preocupara, y que cuando me lavara me echaría un matizador dorado», agregó.

Luego de ver el resultado, Coté se contactó con un estilista, quien le explicó que después de hacer botox no hay posibilidad de aplicar matizador.

«Me lavo el pelo, me eché crema, masaje, lo sequé y no llegan a entender lo asqueroso que está. Es una paja, desde donde parte el rubio hacia abajo, no se puede tocar. Está apelmazado», dijo.

«Me quiero matar, no sé qué hacer. Me cuido tanto el pelo, aguanté tanto… pensando que iba a quedar más bonito, brillante. Les juro que demandaría, pero que cae bien la dueña. Estoy mal, pésimo».