ANÁLISIS | «John Lennon: Asesinato sin juicio» no le hace justicia al ícono de la música

(CNN) — John Lennon creó la música más hermosa jamás grabada y Mark David Chapman lo asesinó. Que este último reciba la mayor parte del tiempo en la serie documental “John Lennon: Asesinato sin juicio” dice mucho sobre la cultura mediática y cómo la popularidad de los crímenes reales brinda a los perpetradores la notoriedad que algunos de ellos buscan.

Por supuesto, el título delata el énfasis de esta presentación de tres partes que se reproduce en Apple TV+. El proyecto busca darle a Lennon lo que le corresponde, describiendo al ex Beatle como “uno de los activistas por la paz más abiertos que el mundo haya visto jamás”, lo que hizo que el horror de su asesinato en 1980 fuera aún más impactante.

El audio de una entrevista final con Lennon resalta aún más la sensación de lo que se perdió, mientras habla de querer vivir y trabajar por mucho tiempo mientras regresa al estudio, además de estar cerca de su hijo pequeño, Sean.

En su mejor momento, la docuserie captura la inmediata efusión de dolor que recibió los informes de la muerte de Lennon, desde los fanáticos reunidos frente a la casa de Dakota de Lennon y Yoko Ono, hasta el equipo de “Monday Night Football” debatiendo fuera de cámara cómo – y de hecho si podrían intervenir en el juego con el anuncio de la noticias. (Howard Cosell, quien expresó escepticismo, finalmente dio la noticia).

Aún así, la ironía en juego aquí la articula el exfiscal de Nueva York Kim Hogrefe, quien durante la tercera parte de la docuserie señala que se refiere a Chapman solo como “el acusado” para evitar darle más publicidad o la notoriedad que codiciaba. «Es increíblemente desafortunado que haya intentado llamar la atención sobre sí mismo robándose la fama de alguien como John Lennon», dice Hogrefe.

publicidad

John Lennon

Una imagen de Mark David Chapman en «John Lennon: Asesinato sin juicio» en Apple TV+. (Crédito: Apple TV+)

Después del capítulo introductorio, que presenta entrevistas con la policía y el personal de emergencias envueltos en el caos que rodeó el tiroteo, gran parte de “Asesinato sin juicio” se centra en las motivaciones y la salud mental de Chapman, incluida su intención inicial para perseguir una defensa de locura. Esa discusión incorpora el intento de asesinato del presidente Ronald Reagan tres meses después por John Hinckley Jr., quien también empleó esa estrategia legal, contribuyendo al escepticismo público en ese momento sobre su legitimidad.

Parte de la conversación gira en torno al surgimiento de teorías de conspiración alimentadas por la falta de un juicio, incluido el interés del gobierno en las actividades pacifistas de Lennon. Sin embargo, eso es solo material adicional para el lado más lascivo de la historia donde “Asesinato sin juicio” opera de manera más consistente.

Narrada por Kiefer Sutherland y dirigida por Nick Holt y Rob Coldstream, la serie documental comienza presentando lo que seguirá como “un viaje a la mente de un asesino”. También hace su debut junto con la llegada de una nueva canción de los Beatles, “Now and Then”, que cuenta con la voz de Lennon.

Si bien la cantidad de información que proporciona el programa sobre el estado mental de Chapman tantos años después está abierta al debate y la interpretación, el hecho de que aborde eso y dedique menos tiempo a la vida y el legado musical de Lennon tal vez diga lo mismo sobre nosotros, tanto entonces y especialmente ahora, como le ocurre a cualquiera de los protagonistas.

“John Lennon: Asesinato sin juicio” se estrena el 6 de diciembre en Apple TV+.

Nota del editor: La esposa de Bryan Lowry, periodista de CNN que escribió este texto, trabaja para una unidad de Apple.

Últimas noticias

Santiago
nubes
8.2 ° C
10.6 °
3.5 °
86 %
1kmh
100 %
Vie
15 °
Sáb
16 °
Dom
15 °
Lun
19 °
Mar
20 °

Artículos relacionados