Los mejores y peores finales de series este 2022, de “Better Call Saul” a “Killing Eve”

(CNN) —  Para ganar una medalla de oro en deportes olímpicos como los saltos de trampolín o la gimnasia, el último paso clave es lograr el aterrizaje perfecto. Lo mismo ocurre con las series de televisión, que, por muy populares que hayan sido en su momento, pueden dejar un gusto amargo si estropean sus finales.

Este año ha habido una mezcla de finales, desde “Better Call Saul”, de AMC, que puso la cereza en el pastel a su espléndida carrera, hasta “Ray Donovan”, de Showtime, que tras terminar abruptamente en 2020 presentó una desangelada película destinada a proporcionar a su audiencia una especie de cierre tardío.

Algunas advertencias: no se trata de una lista exhaustiva, ya que “His Dark Materials”, “The Good Fight” y “Better Things” son algunas de las series –algunas notables, otras no tanto– que terminaron este año. Además, las entradas se limitan a programas en los que los productores sabían que iban a llegar a su fin y podían planificar en consecuencia, excluyendo así algo como “Westworld”, que fue cancelada después de su cuarta temporada y privada de la oportunidad de elaborar un final, no es que, francamente, hubiera importado mucho dada su confusa espiral creativa.

De arriba abajo, estas son algunas de las series que se despidieron en 2022, y si sus rutinas cautivaron a los jueces (vale, a este juez en particular).

better call saul serie final

Bob Odenkirk como “Gene” en “Better Call Saul”. Crédito: Greg Lewis/AMC

“Better Call Saul” (AMC, 16 de agosto): todas esas insinuaciones de un futuro en blanco y negro finalmente se concretaron cuando el spinoff de “Breaking Bad” llegó a su conclusión, que incluyó a algunos de los personajes originales para ayudar a despedirse. Dado el suspenso que siempre existió sobre lo que separaba a Saul Goodman (Bob Odenkirk) de Kim Wexler (Rhea Seehorn), el discreto desenlace y el acto de contrición de Saul parecieron tan perfectos como la mayor parte de lo que lo precedió.

“Ozark” (Netflix, 29 de abril): una familia que delinque unida aparentemente permanece unida, ya que los Byrde dejaron tras de sí muchos daños colaterales en su peligroso arco final, y en el proceso incorporaron a sus hijos a lo que se había convertido en el negocio familiar. Una serie magníficamente interpretada de principio a fin, con Jason Bateman y Laura Linney a la cabeza.

publicidad

this is us final

Justin Hartley, Chrissy Metz y Sterling K. Brown en “This is Us”. Crédito: Ron Batzdorff/NBC

“This is Us” (NBC, 24 de mayo): el final, descaradamente sentimental y romántico, reflejó muy bien el tono de la serie durante toda su duración, algo a lo que los finales siempre deberían aspirar. También supuso un gran escaparate para Mandy Moore, al tiempo que captaba los retos de cuidar y despedirse de un padre anciano.

“Atlanta” (FX, 10 de noviembre): cualquiera que esperara algún tipo de cierre claramente no estaba prestando atención a esta última temporada largamente retrasada, que fue aún más lírica, dispersa y ocasionalmente surrealista que las anteriores. Aun así, la serie de Donald Glover se despidió en sus propios términos, lo que fue interesante simplemente en ese nivel, produciendo grandes momentos en el camino más que un todo cohesivo.

Black-ish final serie

Anthony Anderson y Tracee Ellis Ross en el final de la serie “Black-ish”. Crédito: Richard Cartwright/ABC

“Black-ish” (ABC, 19 de abril): la sitcom de ABC, de larga duración, contó con un montón de episodios memorables durante sus ocho temporadas. El ambicioso final no fue necesariamente uno de ellos, pero después de todo, desde un funeral al estilo de Nueva Orleans hasta un cameo de la gimnasta Simon Biles, se cerró dulcemente con el recordatorio de que las comedias pueden terminar, pero la vida continúa. Al igual que “The Walking Dead” (ver más abajo), la serie no se vio favorecida por la determinación de hacer otras series separadas con “grown-ish” y “mixed-ish”, otro ejemplo de la fatiga de la franquicia.

“After Life” (Netflix, 14 de enero): la melancólica serie de Ricky Gervais sobre cómo afrontar el duelo fue a contracorriente al elegir un final menos edificante que la mayoría de películas y programas de televisión dedicados a este tema, aceptando que no todo el mundo puede seguir adelante felizmente después de vivir una tragedia. El reflexivo desenlace no pudo elevarla al nivel de los mejores trabajos del co-creador de “The Office” y “Extras”.

serie final

Linda Cardellini y Christina Applegate en “Dead to Me”. Crédito: Saeed Adyani / Netflix/DTM_106_Unit_00530.dng/Saeed Adyani / Netflix

“Grace and Frankie” y “Dead to Me” (Netflix, 29 de abril y 17 de noviembre): dos series de Netflix sobre la improbable amistad entre dos mujeres muy diferentes se despidieron, con la primera proporcionando un ingenioso escaparate para estrellas mayores, empezando por Jane Fonda y Lily Tomlin, que terminó con un poco de quejido después de siete temporadas. Ambas coquetearon con la muerte en sus últimas temporadas, ya que “Dead to Me” se centró en el vínculo entre Jen (Christina Applegate) y Judy (Linda Cardellini), incluso si los giros que conducían a ella, comenzando con todo el asunto del gemelo James Marsden, habían comenzado a volverse un poco tediosos.

“The Walking Dead” (AMC, 21 de noviembre): el principal problema con el final de esta serie de AMC es que en realidad no fue un final, como dejaron claro todas esas promociones de series derivadas con personajes destacados. Más que nada, parecía una buena forma de completar la temporada después de la interminable trama de la Commonwealth. Más allá de eso, es básicamente un intermedio en la franquicia “Dead”, en parte porque la cadena está tan fuertemente invertida en este “zombie-verso” que tiene que seguir tambaleándose hacia adelante.

ray donovan

Liev Schreiber en “Ray Donovan: la película”. Crédito: Cara Howe/Showtime

“Ray Donovan: la película” (Showtime, 14 de enero): después de terminar abruptamente en 2020, este drama de Showtime trató de atar los cabos sueltos con una película, basándose en un extenso flashback que solo añadía marginalmente a la historia. Ray, interpretado por Liev Schreiber, fue un gran bateador en sus días de gloria, pero esta última vez (a diferencia de “Dexter: New Blood”, que se estrenó en 2021, pero no terminó oficialmente hasta este año, aprovechando al máximo su serie limitada) constituyó un golpe y un fracaso.

“Killing Eve” (BBC America, 10 de abril): dejando a un lado el cansado tropo de “Entierra a tus gays”, esta serie, antaño adictiva, concluyó con un episodio tan caótico como insatisfactorio. La serie dramática de espionaje, que brilló con luz propia al principio, debería ser recordada por su juego inicial del gato y el ratón entre la analista de oficina Eve (Sandra Oh) y la consumada asesina Villanelle (Jodie Comer) y, no por casualidad, por convertir a la entonces desconocida Comer en una estrella rentable.

Últimas noticias

Santiago
cielo claro
27.2 ° C
30.9 °
26.3 °
34 %
7.2kmh
0 %
Jue
28 °
Vie
31 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
31 °

Artículos relacionados