El Ejército de EE.UU. obtendrá un mayor acceso a las bases militares de Filipinas en un intento por contrarrestar el poderío de China

(CNN) — Filipinas proporcionará a Estados Unidos un acceso ampliado a sus bases militares, dijeron los dos países este jueves, lo que servirá a las fuerzas estadounidenses como una mayor base estratégica en el borde sureste del Mar de China Meridional, cerca de Taiwán.

El acuerdo le dará a EE.UU. acceso a cuatro ubicaciones más en virtud de un Acuerdo de Cooperación de Defensa Mejorada (EDCA, en inglés) que data de 2014, lo que permitirá rotar tropas estadounidenses a un total de nueve bases en Filipinas.

Estados Unidos ha buscado expandir sus opciones de seguridad en el Indo-Pacífico en los últimos meses, en medio de crecientes preocupaciones sobre la postura territorial agresiva de China en toda la región.

Hablando durante una visita a Manila este jueves, el secretario de Defensa de EE.UU., Llyod Austin, dijo que EE.UU. y Filipinas siguen comprometidos a fortalecer sus capacidades mutuas para resistir ataques armados.

“Eso es solo parte de lo que estamos haciendo para modernizar nuestra alianza. Y es especialmente importante ya que la República Popular China continúa con sus reclamos ilegítimos en el Mar de Filipinas Occidental”, dijo Austin, refiriéndose a la mayor presencia de China en aguas cercanas a Filipinas.

publicidad

Austin no dio la ubicación de las bases a las que el ejército estadounidense obtendrá un nuevo acceso.

Tras la medida, China advirtió sobre el aumento de las tensiones en la región. El hecho de que Filipinas permita el acceso de Estados Unidos a cuatro sitios de defensa en su territorio ha «aumentado la tensión en la región y pone en peligro la paz y la estabilidad regionales», dijo este jueves el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Mao Ning.

El secretario de Defensa de EE.UU., LLloyd Austin, junto a su par filipino, Carlito Galvez Jr. el 2 de febrero de 2023 (Crédito: Joeal Calupitan - Pool/Getty Images)

El secretario de Defensa de EE.UU., LLloyd Austin, junto a su par filipino, Carlito Galvez Jr. el 2 de febrero de 2023 (Crédito: Joeal Calupitan – Pool/Getty Images)

“Fuera de su agenda egoísta, el lado estadounidense se ha mantenido firme en la guerra fría. Los países de la región deben permanecer atentos a esto y evitar ser utilizados por Estados Unidos”, dijo Mao.

El anuncio de este jueves sigue a una serie de acuerdos militares de alto perfil de EE.UU. en toda la región, incluidos planes para compartir tecnologías de defensa con India y para desplegar nuevas unidades de la Marina de EE.UU. en islas japonesas.

El Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU. también abrió una nueva base en Guam la semana pasada, una isla estadounidense de importancia estratégica ubicada al este de Filipinas. La ubicación, conocida como Camp Blaz, es la primera nueva base de la Marina en 70 años y se espera que algún día albergue a 5.000 infantes de marina.

Movimientos para contrarrestar a China

Un mayor acceso a las bases militares en Filipinas colocaría potencialmente a las fuerzas armadas estadounidenses a menos de 320 kilómetros de Taiwán —la isla democráticamente gobernada de 24 millones de personas que el Partido Comunista Chino reclama como parte de su territorio a pesar de que nunca lo ha controlado—.

El líder chino, Xi Jinping, se ha negado a descartar el uso de la fuerza militar para poner a Taiwán bajo el control de Beijing, pero el Gobierno de Biden fue firme en su apoyo a la isla según lo dispuesto por la Ley de Relaciones con Taiwán, en virtud de la cual Washington se compromete a proporcionar la isla los medios para defenderse sin comprometer tropas estadounidenses.

En noviembre, la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, visitó Filipinas para discutir la ampliación del acceso a las bases con el presidente recientemente electo Ferdinand «Bong Bong» Marcos Jr. Algunos expertos dijeron que su visita envió un mensaje inequívoco a Beijing de que Filipinas se estaba acercando a EE.UU., invirtiendo la orientación del presidente anterior, Rodrigo Duterte.

Washington y Manila están vinculados por un tratado de defensa mutua firmado en 1951 que sigue vigente, lo que la convierte en la alianza de tratados bilaterales más antigua de la región para Estados Unidos.

Además de la expansión de la EDCA, EE.UU. está ayudando a Filipinas a modernizar su ejército y lo ha incluido como país piloto en una iniciativa de concientización sobre el dominio marítimo. Los dos países también acordaron recientemente realizar más de 500 actividades juntas a lo largo del año.

A principios de este mes, Filipinas anunció que 16.000 soldados filipinos y estadounidenses participarían en el ejercicio anual Balikatan, que tendrá lugar del 24 al 27 de abril.

Ese ejercicio militar incluirá “fuego real para probar el sistema de armas recién adquirido de Estados Unidos y Filipinas”, dijo un anuncio de la agencia estatal de noticias de Filipinas.

Filipinas fue una vez un territorio de EE.UU.

Los vínculos formales de EE.UU. con Filipinas se remontan a 1898, cuando, como parte del Tratado de París que puso fin a la Guerra Hispanoamericana, Madrid cedió el control de su colonia en Filipinas a EE.UU.

Filipinas siguió siendo un territorio estadounidense hasta el 4 de julio de 1946, cuando Washington le otorgó la independencia, pero la presencia militar estadounidense permaneció en la nación del archipiélago.

El país solía ser el hogar de dos de las instalaciones más grandes del ejército de EE.UU. en el extranjero —la Base Aérea de Clark y la Estación Naval de Subic Bay—, que apoyaron a EE.UU. en Vietnam en la década de 1960 y principios de la de 1970.

Ambas bases fueron transferidas al control de Filipinas en la década de 1990, después de que expirara un acuerdo de bases militares de 1947 entre Washington y Manila.

Oren LIebermann de CNN contribuyó a este informe.

Últimas noticias

Santiago
nubes
11.4 ° C
12.5 °
9.3 °
77 %
3.6kmh
100 %
Jue
20 °
Vie
18 °
Sáb
18 °
Dom
21 °
Lun
19 °

Artículos relacionados