Tesla llama a revisión casi 363.000 vehículos equipados con «conducción autónoma total»

Nueva York (CNN) — Tesla llamó a revisión casi 363.000 vehículos en EE.UU. equipados con su software de asistencia conocido como «Full Self Driving», o «conducción autónoma total» en español, debido a riesgos de seguridad. La medida representa otro golpe a esta función que resulta clave para el modelo comercial de la compañía.

La “conducción autónoma total” (FSD, por sus siglas en inglés), en su forma actual, navega por las carreteras locales con dirección, frenado y aceleración, pero requiere que un conductor humano esté preparado para tomar el control en cualquier momento, ya que el sistema comete errores de juicio. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) dijo que, según su análisis, esta función de Tesla «condujo a un riesgo irrazonable para la seguridad de los vehículos motorizados debido al cumplimiento insuficiente de las leyes de seguridad del tráfico». Y advirtió que la conducción autónoma total podría violar las leyes de tránsito en algunas intersecciones “antes de que algunos conductores puedan intervenir”.

“El sistema FSD Beta puede permitir que el vehículo actúe de manera insegura alrededor de las intersecciones, como seguir derecho por una intersección mientras está en un carril exclusivo para girar, ingresar a una intersección controlada por señales de alto sin detenerse por completo, o proceder a una intersección durante una señal de tráfico amarilla constante sin la debida precaución”, se leía en el aviso de revisión que publicó la NHTSA en su página web.

Tesla intentará ajustar la función de “conducción autónoma total”, que cuesta US$ 15.000, a través de una actualización de software inalámbrica, agregó el aviso. Si bien el CEO de Tesla, Elon Musk, aún no ha comentado sobre la naturaleza o el alcance del problema, tuiteó que «la palabra ‘llamar a revisión’ para una actualización de software inalámbrica es anacrónica y simplemente incorrecta».

El aviso decía que los problemas están presentes en todos los autos con la versión actual del software FSD, disponible en los cuatro modelos de Tesla, Model S, Model X, Model 3 y Model Y.

También dijo que Tesla identificó 18 reportes de incidentes recibidos entre el 8 de mayo de 2019 y el 12 de septiembre de 2022, que pueden estar relacionados con las condiciones descritas anteriormente. Dijo que Tesla no tiene conocimiento que esos incidentes hayan causado lesiones o muertes. La propia NHTSA identifica al menos 273 accidentes que involucraron uno de los sistemas de asistencia al conductor de Tesla.

publicidad

La función FSD se considera clave para el plan comercial básico de la empresa, dadas las primas que los conductores pagan por esta característica.

Musk ha anticipado en repetidas ocasiones que la compañía pronto construiría un automóvil verdaderamente autónomo, pero también ha retrasado repetidamente sus propios plazos. Los propietarios de Tesla presentaron una demanda colectiva por las predicciones y los plazos incumplidos, que aún está pendiente.

“El simple hecho de no lograr un objetivo a largo plazo no es fraude”, escribieron los abogados de Tesla en una presentación judicial del 28 de noviembre, solicitando que se desestime la demanda.

Musk ha dicho durante años que el precio de la «conducción autónoma total» aumentaría periódicamente a medida que se desarrolle y se acerque a la aprobación regulatoria. En mayo de 2020, tuiteó que cuando la función tuviera esa aprobación, «probablemente» valdría más de «US$ 100.000». Pero Tesla no parece estar cerca de la aprobación regulatoria para la «conducción autónoma total». En agosto de 2022, el Departamento de Vehículos de Motor (DMV, por sus siglas en inglés) de California dijo que el nombre «conducción autónoma total» es «una práctica engañosa» y motivo para suspender o revocar la licencia de Tesla para vender vehículos en el estado.

La NHTSA también está investigando el predecesor más rudimentario de la “autoconducción completa”, el piloto automático. Esa tecnología combina la asistencia para mantenerse en el carril con el control de crucero adaptativo para mantener un automóvil en un carril en una autopista, a diferencia de la promesa de «conducción autónoma total», que, según Tesla, tiene como objetivo algún día poder operar un vehículo sin supervisión humana en la calle de la ciudad.

Tesla, que ha disuelto su personal de relaciones públicas y no ha respondido a las consultas de la prensa durante varios años, no pudo ser contactada para solicitar comentarios.

Matt McFarland, de CNN, contribuyó a este reporte

Últimas noticias

Santiago
nubes
10 ° C
11.4 °
8.5 °
91 %
3.1kmh
100 %
Mar
13 °
Mié
14 °
Jue
13 °
Vie
16 °
Sáb
15 °

Artículos relacionados